Ley le pasaría la factura a estado sureño

Alabama se verá afectada por nueva legislación antiinmigrante

MONTGOMERY, Alabama (AP). – La nueva ley de inmigración de Alabama -considerada la más dura en el país- le costará miles de millones de dólares al estado en ingresos perdidos por los inmigrantes irregulares que tendrían que irse, los impuestos perdidos y costos relacionados, según un estudio dado a conocer el martes.

El reporte, elaborado por el Centro de Investigación de Negocios y Economía de la Universidad de Alabama, agrega que entre 70,000 y 140,000 inmigrantes sin permiso legal podrían perder sus empleos y eso le costaría entre 1,200 millones y 5,800 millones de dólares en ingresos generados por ese sector de la población, además de que se perderían entre 56.7 millones y 264.5 millones de dólares en impuestos al salario y a las ventas.

“El costo es muy cierto”, dijo el director del centro, Sam Addy. “Es economía pura. Si uno tiene más gente, la economía es más grande, menos gente, una economía más pequeña”.

El legislador republicano Micky Hammon, uno de los que auspiciaron la ley, objetó el reporte. “Es claro que el estudio sobrestima lo negativo y subestima lo positivo pasa sesgar el resultado hacia una agenda. Si 40,000 trabajadores ilegales abandonan el estado, liberan empleos que la gente de Alabama estaría feliz de tener”, dijo.

Hammon dijo que la baja tasa de desempleo en el estado prueba que la ley de inmigración está funcionando.

“No se necesita un doctorado para ver que desde que la ley fue firmada el desempleo ha caído de 10% a 8.1%. En el condado de Marshall, alguna vez conocido como un semillero de inmigrantes no autorizados, el desempleo ha caído de 10% en junio a 6.9% el mes pasado”, aseguró Hammon.

Los trabajadores que se van no serán reemplazados por trabajadores con salarios altos y no será un gran impulso a la economía, dijo Addy, un ciudadano estadounidense que llegó de la nación africana de Ghana en 1989.