Niegan acceso a educación superior a hijos de indocumentados

Comité de Educación Superior del Senado de Florida cuelga el proyecto de ley SB 1018
Sigue a El Diario NY en Facebook
Niegan acceso a educación superior a hijos de indocumentados
Durante el debate, el senador Oelrich indicó que no importa el estatus del estudiante, si los padres se hallan de forma ilegal en EE.UU.
Foto: Archivo / AP

Miami, 1 de Febrero – El Comité de Educación Superior del Senado de Florida rechazó un proyecto de ley que permitía a hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en EE.UU. acceder a la educación superior pública en este estado, lo que ha generado el rechazo de varios grupos de activistas.

En una reñida votación, el comité se posicionó el martes contra el proyecto de ley SB 1018, que allanaba el camino para cursar estudios en universidades públicas de Florida a jóvenes residentes permanentes legales o nacidos en EE.UU., pero de padres inmigrantes sin papeles.

Debido a una “falla existente en la legislatura” se ha creado un “problema para miles de estudiantes que son ciudadanos nacidos en EEUU o residentes permanentes que crecieron en Florida” y “se graduaron en una de nuestras escuelas de secundaria”, señaló hoy en un comunicado la Coalición de Inmigrantes de Florida (FIC, por su sigla inglés).

El proyecto de ley SB 1018 estaba respaldado por el senador de Miami René García, quien indicó al comité que este no era un asunto de inmigración, sino de “desigualdad entre ciudadanos estadounidenses”.

Durante la audiencia, el presidente del comité, el senador Steve Oelrich, se dirigió en varias ocasiones a los oradores y estudiantes que testificaron a favor de la medida para indicarles que no importaba el estatus del estudiante, si los padres se hallaban de forma ilegal en EE.UU.

“Durante el debate se escuchó claramente cómo algunos legisladores establecieron un estándar de segunda clase para la juventud de Florida sólo por la lucha migratoria de sus padres”, agregó la FIC.

El proyecto de ley rechazado en Tallahassee (la capital de estado) concedía el acceso a la universidad pública a aquellos estudiantes que hubieran cursado dos años de bachillerato en Florida y nacido en este país.

Oelrich, que fue interrumpido en numerosas ocasiones, recordó que la simple posesión de la ciudadanía estadounidense resulta insuficiente cuando se trata de establecer la residencia en Florida.

A favor de este proyecto de ley votaron los senadores demócratas Gary Siplin y Jeremy Ring, y el republicano Thad Altman.

“Las medidas adoptadas por este comité del Senado plantea una pregunta alarmante sobre si nuestra legislatura de Florida pretende negar derechos humanos fundamentales y el trato equitativo a ciudadanos de EE.UU. sólo porque son inmigrantes de segundas generación”, apostilló la organización de activistas.

La FIC lamentó profundamente esta decisión que “cierra la puerta a miles de residentes de Florida que están dispuestos a convertirse en profesionales cualificados y contribuir a nuestra economía”.