Responsable de tu vida

Estás a cargo de procurarte el tipo de vida que deseas.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Responsable de tu vida

Desde que empezamos a formarnos para la vida adulta, hay una frase que nos acompaña constantemente: “eres responsable de tu propio destino”, que se traduce en que somos los encargados de procurarnos el tipo de vida que deseamos para nosotros mismos y con base a ello, es el esfuerzo que debemos imprimir para alcanzar lo que anhelamos.

Sin embargo, muchas veces resulta contrastante lo que aprendemos con este principio, en relación a la forma en que somos educados; se nos enseña que hay que obedecer a terceras personas, que tenemos que actuar en función de darle gusto a alguien bajo la premisa de que ha hecho todo por nosotros.

Y hasta los propios padres, en un afán legítimo de brindarnos protección, impiden que realicemos acciones que, desde sus parámetros representan un peligro o un esfuerzo extraordinario, lo que en conjunto provoca que no siempre seamos capaces de tomar las riendas de nuestra vida.

Los hábitos ¿tus enemigos?

Uno de los principios que Roberto Le, autor del libro Líder de ti mismo, Editorial Grijalbo, considera primordiales para conseguir este fin, es no dejarse llevar por los hábitos. Si bien es cierto que pueden ser el camino a la constancia y a la posibilidad de perfeccionar algo, de ahorrar tiempo, también lo es que “se vuelve un problema cuando se convierten en un freno, debido a que nos coloca en una zona de confort de la cual ya no deseamos movernos y nos genera cierta resistencia al cambio”.

La manera más efectiva de evitar este efecto es no acostumbrarnos a hacer lo mismo, entrenarnos para realizar cosas diversas y a tener una mente flexible. Esto no significa que dejemos de lado los hábitos, pero sí tratar de que lleguemos a un mismo objetivo de formas distintas.

Un ejemplo muy sencillo es cuando nos dirigimos al trabajo. Todos los días tomamos el auto o el transporte público para llegar a un mismo punto, sin embargo, podemos seguir distintas rutas, caminar un poco, acompañarnos de alguien. En fin, las posibilidades son variadas y aún cuando el objetivo es el mismo la forma de llevarlo a cabo es diferente.

Otra de las barreras con las que nos encontramos cuando de auto liderarnos se trata, es el temor a ser ambicioso, porque hemos aprendido que es negativo, debido a que se liga con ser mezquino, con la envidia o con el hecho de estar dispuesto a lo que sea, sin importar si es o no legal, con tal de tener algo. No obstante, la ambición es la que nos despierta el deseo de superarnos, de trabajar en las fortalezas y debilidades que tenemos y esforzarnos por ser mejores personas. La falta de ambición nos hace caer en el conformismo.

Entonces, dice el autor italiano, lo que debemos hacer para deshacernos de esta actitud, es entender su origen, ¿la hemos aprendido?, ¿nos da miedo intentarlo o ir contra corriente?, ¿nos amilana el juicio de los demás? “Para que venga un cambio, como primer paso es necesario estar consciente de la situación, pensar por qué somos conformistas. El segundo, entender que existen esquemas mentales que limitan porque hacen sentir miedo o dolor o porque le damos más valor a lo que piensen los demás, por eso hay que deshacerse de ellos; el tercer paso es buscar una motivación, tal vez esa persona está harta de ser así, quizá no se sienta libre o se siente estrecho con esta forma de pensar. La inconformidad puede convertirse en un buen motivo para generar una transformación”.

Por último Roberto Re, afirma que hay que perderle el miedo a la toma de decisiones, sin importar que lleguemos a equivocarnos, en este caso, agrega, hay que estar aptos para rescatar los aprendizajes que debamos tener sobre todo cuando se trata de un error, pues éste nos da paso al conocimiento, “hay que dejar que nos pase la desilusión y el enojo para analizar con la cabeza fría que fue lo que paso y así obtener experiencia, y si una equivocación se convierte en un aprendizaje, entonces ya no es un fracaso, se transforma en un éxito”, concluye.

Para leer

Líder de ti mismo

Roberto Re

Editorial Grijalbo

Para ver

Rudy

Dirige David Anspaugh

Estados Unidos, 1993

“La perseverancia es el motor del éxito”.

http://www.sermexico.org.mx

Bojorge@teleton.org.mx