Tensión por llegada de Guillermo a las Malvinas

Tensión por llegada de Guillermo a las Malvinas
Integrantes del grupo Quebracho protestan contra la visita del príncipe Guillermo de Inglaterra.
Foto: EFE

Londres/EFE – En medio de una tensión creciente entre el Reino Unido y Argentina, el príncipe Guillermo de Inglaterra llegó ayer a las Malvinas para completar su formación militar durante seis semanas, un gesto que ha irritado a Buenos Aires.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido confirmó la llegada del duque de Cambridge, de 29 años y segundo en la línea de sucesión al trono británico, a las islas del Atlántico Sur, después de que los medios hubieran especulado sobre su partida este miércoles.

Un viaje de “rutina” para los británicos en el que el nieto de la reina Isabel II realizará tareas de copiloto de helicópteros de rescate en la base aérea de Mount Pleasant.

“El teniente de vuelo Gales (apellido que toma Guillermo) ha llegado a las islas Malvinas como parte de un equipo de búsqueda y rescate formado por cuatro personas para una operación de rutina”, señaló Defensa, que indicó que el príncipe asumirá su puesto tras un periodo de “familiarización”.

Argentina, que reclama la soberanía de las islas de titularidad británica, ha calificado la presencia del príncipe como un acto de “provocación” y de “bravuconería”, mientras que el Reino Unido ha acusado en semanas anteriores a Buenos Aires de “colonialismo”.

El cruce de acusaciones se produce en un momento especialmente delicado, dos meses antes de que se cumpla el 30 aniversario de la guerra de las Malvinas, que empezó después de que los militares argentinos ocuparan las islas el 2 de abril de 1982 y terminó el 14 de junio de ese año con la rendición argentina.