Lamentan veto a situación en Siria

Naciones Unidas/EFE – El doble veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU impidió ayer al máximo órgano de seguridad internacional hablar con voz única ante la violenta represión que el régimen sirio ejerce contra su población desde hace once meses.

Tras ese rechazo, los trece países que sí votaron a favor de esta resolución, respaldada por árabes, europeos y estadounidenses, colocaron sobre Moscú y Pekín la responsabilidad sobre la situación futura de Siria, en donde las fuerzas de seguridad protagonizaron un nuevo episodio sangriento, causando, según la oposición siria, al menos 260 muertes.

De “vergonzosa”, “escandalosa”, “imperdonable”, “inaceptable” y “cómplice” calificaron la mayor parte de los países la decisión de Rusia y China, que justificaron sus respectivas posiciones con el argumento de que ambas partes deben poner fin a la violencia y en evitar la injerencia en asuntos internos.

El embajador ruso, Vitali Churkin, justificó su rechazo señalando que la resolución -que buscaba una salida a la crisis de Siria mediante el apoyo al plan de transición propuesto por la Liga Árabe- pedía “un cambio de régimen” en Siria, a lo que Rusia se opone y apeló al resultado del viaje que su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, hará a Damasco los próximos días.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se sumó a los frustrados por el resultado de esta votación y subrayó que este rechazo “decepciona” a los sirios y “erosiona” a la organización.