Ahuyenta al fanático el precio de los boletos

Ya no es sorpresa para nadie la poca asistencia del público al parque donde se celebra la Serie del Caribe de béisbol.

Desde que la Federación del Caribe se hizo cargo de todo, incluyendo el precio que se debe pagar en las boletas, no importe el país, la ciudad y parque donde se celebre el clásico, hemos estado viendo secciones enteras vacías, lo que genera pérdida de dinero y falta de entusiasmo para este evento, el mayor y de más envergadura en el béisbol invernal a nivel internacional.

Con las transmisiones por televisión, internet y otros medios, el fanático busca otra la manera de enterarse, al instante, de lo que pasa en el terreno.

No es necesario acudir al parque para saber lo que pasa.

Sin embargo esto le quita la sal, el sabor y, ¿porqué no?, el derecho al fanático a disfrutar de su deporte favorito dentro del ambiente, en vivo y en directo.

En lo que va de esta Serie del Caribe, en el estadio Quisqueya, sólo hemos visto un juego donde este parque, situado en el Ensanche La Fe, al norte de la ciudad de Santo Domingo, ha llenado los palcos centrales y aproximadamente el 70 por ciento de los bleachers con otras partes aledañas. Fue el juego del pasado sábado entre Leones del Escogido dominicano contra Indios de Mayagüez, de Puerto Rico.

En el resto de la serie, que ya entra en su segunda etapa, sólo la parte central (al 65%) enseña unos pocos miles de asistentes.

Nos enteramos que los precios que se cobran en Series del Caribe, no importa el país que sea, es de hasta $70 dólares para una persona por día, para un doble juego. Además, $420 dólares (abono) en palcos corporativos. Los otros: US$60.00; US$360.00 (palcos A); US$40.00; US$240.00 (palcos AA); US$30.00; US$180 (Preferencias Grand Stand); US$10.00 y US$60 (ampliación AA), así como US$5.00 y US$30.00 (ampliación AAA).

Como se aprecia, el precio en dólares resulta alto para nuestros países, sin incluir el mercado negro, pago de bebidas, comidas y cuantas cosas necesarias, como regalos, etc. para un día en el estadio

Lo peor del caso es que no se ve en el horizonte un descuento a estos precios. Al contrario, siempre se habla de aumentarlos, porque hay que pagarles a algunos jugadores salarios de estrellas.

Se entiende que el precio regular que se cobra en el campeonatos locales resulta un poco alto, pero el público lo acepta. Pero cuando llega la Serie del Caribe, lo ponen por la nube. ¡Y en dólares!

La cuota de hoy: La primera Serie del Caribe, a nivel orqanizativo internacional, se efectuó en 1949, en el estadio El Cerro, de La Habana, Cuba, donde asistieron: Indios de Mayagüez, Leones de Caracas, Alacranes de Almendares y Spur Cola. Estos cuatro equipos representaron a Puerto Rico, Venezuela, Cuba y Panamá, respectivamente, llevándose la victoria el país anfitrión en forma invicta.

constantino.viloria@eldiariony.com