Indignados se niegan a poner fin a su protesta

El movimiento "Ocupa DC" dijo que su protesta está "lejos de terminar" a pesar de los arrestos y desalojo.

Washington (EFE).- El movimiento “Ocupa DC” se negó hoy a poner fin a su protesta en Washington pese al desalojo de su campamento y el arresto de 11 activistas, mientras la policía empezó a desmantelar las tiendas en la otra plaza ocupada en la capital.

“Esta ocupación está lejos de terminar. No pueden ‘desalojar’ una idea cuyo tiempo ha llegado”, dijo el colectivo en un comunicado en su página web, en el que convocó una asamblea general para las 16.00 hora local (21.00 GMT).

La policía de parques de Washington recogía hoy los últimos restos de tiendas de campaña en la plaza McPherson, a escasos metros de la Casa Blanca, donde las autoridades se presentaron la madrugada del sábado para retirar las lonas que cubrían el parque.

La operación se cerró con el arresto de al menos 11 manifestantes que se negaban a abandonar las tiendas, según confirmó hoy el portavoz de la policía de parques, David Schlosser.

Con el campamento desmontado en McPherson, la policía se dirigió hoy a la otra ocupada en la capital, la de Freedom Plaza.

Los agentes arrestaron a un manifestante por sus supuestas amenaza contra uno de los policías, pero por lo demás esperaban poca oposición en la plaza, más limpia que la de McPherson, según informa el diario “Washington Post”.

El desalojo de las tiendas se debe únicamente a una ley que impide acampar en las plazas, según Schlosser.

De acuerdo con las órdenes, se permite a los indignados permanecer en el parque las veinticuatro horas del día, pero no levantar tiendas de campaña durante la noche.

“Esto no es una expulsión”, dijo Schlosser al diario. “Queremos respetar su derecho a la libertad de expresión”.

En la asamblea general convocada para hoy en McPherson, los indignados debatirán “qué aspecto tendrá el movimiento Ocupa DC con una menor presencia” en esa plaza, así como nuevas acciones directas y “soluciones para que aquellos que fueran desplazados puedan dormir”, según el comunicado de la organización.

“Mucha gente nueva se interesó por Ocupa DC a lo largo del desalojo. Esperamos que todos vengan a la asamblea general”, señala el comunicado.

El alcalde de Washington, Vicent Gray, pidió el pasado 12 de enero el desalojo de al menos el campamento de McPherson, al haber detectado problemas de salud, riesgo de incendio y exceso de ratas.