Jr. sí puede con Rubio

El mexicano Julio César Chávez jr. venció ayer a su compatriota Marco Antonio Rubio por decisión unánime y retuvo el título mundial de peso medio del CMB, ante más de 16 mil aficionados en el Alamodome de Texas.
Jr. sí puede con Rubio
Julio Cesar Chávez Jr. y Marco Antonio Rubio intercambian golpes en la pelea estelar del Alamodome.
Foto: AP

SAN ANTONIO, Texas (NTX).- El mexicano Julio César Chávez jr. venció ayer a su compatriota Marco Antonio Rubio por decisión unánime y retuvo el título mundial de peso medio del CMB, ante más de 16 mil aficionados en el Alamodome de Texas.

Al finalizar los 12 rounds, las tarjetas de los jueces sumaron las siguientes calificaciones: 118-110, 116-112 y 115-113, todas favorables al todavía monarca medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Desde el campanazo inicial ambos salieron por el triunfo, buscando conectar sus golpes, sobresaliendo un derechazo de Rubio a la cabeza del júnior que lo retrocedió contra las cuerdas.

Para el segundo giro, Chávez salió a presionar al retador, que se vio abrumado por el ataque del sinaloense y buscó responder con combinaciones a la cabeza de su rival que ganó el round.

En el tercer round, Julio César aplicó fuerte castigo al coahuilense con buen manejo de su puño izquierdo que conectó con ganchos a la cabeza que detuvieron a Rubio, quien respondió en los últimos segundos con feroz intercambio.

En el quinto episodio Chávez aplicó fuerte castigo al cuerpo de Rubio con ganchos al hígado que aguantó de pie Marco, cuando parecía que se doblaría.

Para el sexto, Julio siguió con el dominio de la pelea ante un retador que buscaba conectar sus golpes, pero se encontraba con la resistencia del hijo del legendario JC.

En el octavo round, Rubio empezó bien conectando opercuts de izquierda a la quijada del júnior, quien respondió con ganchos a la zona hepática que dolieron al coahuilense y se vio obligado a retroceder.

El undécimo round fue de alarido con feroces intercambios de golpes a la cabeza, salvajes combinaciones de ambos sin que alguien impusiera ventaja.

Con este resultado, Julio César Chávez Carrasco mantuvo su condición de imbatido y mejoró su record a 45 triunfos, con 31 nocauts y un empate, mientras Marco Antonio Rubio sumó su sexto revés por 53 victorias, con 47 antes del límite y un empate.

Julio César Chávez Jr. fue arrestado en Los Ángeles durante la madrugada del pasado 22 de enero por conducir en estado de ebriedad, según consta en un reporte policiaco.

El boxeador deberá comparecer ante un juez el próximo 16 de marzo.

El sinaloense no quiso tocar el tema del arresto antes de su pelea de anoche ante Marco Antonio “Veneno” Rubio.

Una fuente allegada al caso reveló que Chávez se había tomado dos tequilas esa noche, y admitió que “cometió un error”.

El filipino Nonito Donaire (28-1, 18 Ko’s) consiguió su cuarto título en diferente categoría al doblegar ayer por decisión dividida (112-115, 117-110 y 117-110) al puertorriqueño Wilfredo Vázquez Jr. (21-2-1, 18 Ko’s) en una pelea que no resultó tan explosiva como se esperaba, pero que le alcanzó al asiático para ceñirse el fajín supergallo de la Organización Mundial de Boxeo.

La pelea no resultó lo explosiva que se esperaba, pero los dos peleadores tuvieron sus momentos y hasta Vázquez mostró mucho corazón al levantarse lastimado en el tercer round y aguantar fuertes andanadas de su rival Donaire, quien se lastimó la mano izquierda, pero aún así le alcanzó para ligar su cuarto cetro tras haber gobernado en peso mosca, supermosca, gallo y ahora supergallo.