“Sigo callando bocas”, asegura J.C. Chávez Jr.

“Sigo callando bocas”,   asegura J.C. Chávez Jr.
Julio César Chávez Jr. (izq.) y Marco Antonio Rubio intercambian zurdas en la pelea que se llevó a cabo el sábado en San Antonio, Texas.
Foto: AP / San Antonio Express-News, Edward Ornelas

San Antonio, Texas – El mexicano Julio César Chávez Junior mencionó que con su triunfo ante su compatriota Marco Antonio Rubio la noche del sábado en el Alamodome de esta ciudad “callé muchas bocas”.

El hijo del legendario “JC” Chávez venció por decisión unánime al “Veneno” Rubio, primer clasificado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y retuvo el cinturón de peso medio ante más de 14 mil aficionados en el inmueble de San Antonio.

“Sigo callando bocas y estoy listo para los rivales que me pongan, Sergio Martínez, Miguel Cotto, Antonio Margarito”, sostuvo el imbatido monarca mundial rodeado de su equipo de trabajo y su progenitor en la suite del hotel sede.

Chávez Carrasco tiene en su rostro las huellas de la batalla luego de 12 rounds contra el rival coahuilense, reconocido por su fuerte pegada, con inflamación en el párpado derecho y la cara enrojecida, además de moretones.

Al finalizar los 12 rounds, las tarjetas de los jueces sumaron las siguientes calificaciones: 118-110, 116-112 y 115-113, todas favorables al todavía monarca medio del (CMB.

“En cada pelea sigo demostrando que seré un sólido campeón del mundo, pese a que mucha gente no cree en mí, mejoro en cada combate y sigo callando bocas”, afirmó mientras mostraba con orgullo el cinto verde y oro del Consejo Mundial de Boxeo.

Acerca del arresto que sufrió en Los Angeles, California, por conducir en estado de ebriedad en enero pasado, mencionó que como todos los seres humanos comete errores y espera en las próximas semanas solucionar su falta.

RUBIO PENDIENTE AL DOPAJE. El equipo de Marco Antonio Rubio espera se realicen las pruebas antidoping del “Veneno” y del sinaloense r Chávez Jr, después del combate que sostuvieron la noche del sábado en el Alamodome, de esta ciudad.

Después de la contienda los peleadores no acudieron a la prueba de orina. El reglamento del CMB estipula que en peleas de campeonato los boxeadores deben dejar una muestra de orina, para la prueba antidoping ante la supervisión del médico de la comisión local, en este caso la de Texas, pero lo pasó por alto Chávez Jr.

El monarca sinaloense aguantó el ritmo de pelea los 12 rounds, pese a que la tarde del viernes se vio demacrado, para marcar el peso medio que indica 160 libras.

Chávez Jr., ya tuvo un problema de doping cuando dio positivo en diciembre del 2009, previo a su pelea con el estadounidense Troy Rowland, en Las Vegas, Nevada, por una sustancia diurética llamada Furosemida y fue inhabilitado seis meses.

PIERDE VAZQUEZ JR. El filipino Nonito Donaire venció al puertorriqueño Wilfredo Vázquez jr. por decisión dividida y se adjudicó el título mundial supergallo de la OMB, en la semifinal de la función “Bienvenidos al Futuro” en el Alamodome.

Al término de los 12 rounds, las tarjetas de los jueces sumaron las siguientes calificaciones: Rubén García dio 115-112 para Vázquez y Levi Martínez y Don Trella sumaron 117-110 para Donaire, quien obtuvo el vacante cinturón supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Donaire derribó a Vázquez en el noveno giro al conectarle salvaje oper de izquierda a la quijada que resintió el boricua, quien al caer se sentó en el tapiz, pero se levantó completamente recuperado para seguir el desafío.

Con este resultado, Nonito Donaire mejoró su record a 28 triunfos, con 18 nocauts y una derrota, mientras Wilfredo Vázquez jr sumó su segunda derrota por 21 victorias, con 18 antes del límite y un empate.