‘Caso cerrado’ el antidopaje de Chávez Jr.

Guía de Regalos

‘Caso cerrado’ el antidopaje de Chávez Jr.
No cesa la controversia por la pelea entre Julio César Chávez Jr. (izq.) y Marco Antonio Rubio (der.).
Foto: AP / San Antonio Express-News, Edward A. Ornelas

México/Notimex – La prueba de antidopaje que debieron realizarse los mexicanos Julio César Chávez jr. y Marco Antonio Rubio, el pasado sábado en San Antonio, Texas, “es caso cerrado y no habrá examen de orina”, aseguró José Sulaimán, titular del CMB.

“Es responsabilidad de la comisión local recoger las pruebas de antidoping, en este caso la comisión de Texas y no llegó el laboratorio, así que es caso cerrado en el combate de Chávez Jr. y Rubio, pero tendremos más cuidados en próximas peleas”, dijo.

Destacó que en el boxeo no se hacen pruebas de estimulantes como el Comité Olímpico Internacional, porque este deporte es diferente porque los peleadores no recurren a hechos ilegales, “desde 1976 sólo hay 13 casos de dopaje y en 37 años no es nada por el número de combates”.

Sulaimán comentó que al terminar el desafío, los representantes del “Veneno” lo ofendieron, por lo que tendrán que asistir a una sesión privada con autoridades del CMB.

“No hay ninguna duda de que el vencedor fue Julio César y estoy orgulloso de la gran pelea que ofrecieron porque es candidata a la mejor del año. El junior demostró que tiene los pantalones bien puestos, que es el campeón del mundo y debe recibir el reconocimiento de todos”, apuntó.

El dirigente tamaulipeco confirmó que en su siguiente pelea, Chávez Carrasco deberá enfrentar al argentino Sergio “Maravilla” Martínez y de ninguna forma se aceptara de rival al tijuanense Antonio Margarito.

Se defiende el campeón. El campeón mundial de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Julio César Chávez Jr. y su equipo de trabajo aclararon que nunca se negaron a practicarse la prueba antidopaje después del triunfo ante Marco Antonio Rubio.

Ante las quejas y acusaciones de Rubio y sus representantes, Promociones del Pueblo, el propio Chávez Carrasco y su copromotor, Fernando Beltrán, presidente de Promociones Zanfer, señalaron que no salieron huyendo del vestidor después de la pelea del sábado en San Antonio, Texas.

“Somos muy respetuosos de los reglamentos de los organismos y de las comisiones y más para protección del peleador, pero en el caso de Chávez Jr. no hizo el dopaje porque nadie de la Comisión Atlética de Texas lo pidió”, se aclaró.

“Al finalizar el combate, Julio estuvo 40 minutos en su camerino luego de su contundente victoria, alistándose para la conferencia post pelea, luego de la reunión con los medios de comunicación, salió a su hotel en donde hizo varios entrevistas en su habitación con periodistas y nunca nadie le pidió y ni nadie se acordó del examen antidopaje”, recordó Beltrán.

El promotor tijuanense aseguró que siempre estuvieron dispuestos a practicarse las pruebas ante la Comisión Atlética de Texas o ante el propio CMB, pero que el sábado nadie les pidió la prueba, pero no nada más a Chávez Jr., tampoco a Rubio.

“¿Por qué no se hizo Rubio este examen? ¿Por qué nada más yo debo hacerlo? Si me lo exigen, que también Rubio se lo haga”, dijo el campeón mundial medio.