Protegerse del fraude inmigratorio

Guía de Regalos

Les contaba la semana pasada que la Coalición del Norte de Manhattan pro Derechos de los Inmigrantes, una de las organizaciones que primero se integraron en la Hispanic Federation para su fundación, en 1990, ya tenía entonces casi ocho años de existencia y de servicio a la población hispana del Alto Manhattan, que en aquel entonces era casi exclusivamente dominicana.

Por falta de espacio, en mi columna anterior no pude incluir todos los aspectos de una reciente charla con Rodolfo Estrada, que desde el año pasado se desempeña como Director Ejecutivo de la Coalición, cuyo nombre en inglés es Northern Manhattan Coalition for Immigrants’ Rights (o NMCIR, 665 Oeste de la calle 182, en Manhattan, (212)-781-0355).

Tras explicar el peligro de fraude que corren los inmigrantes por parte de personas que se hacen pasar sin serlo por abogados, o consultores especializados en inmigración, y aún como notarios públicos, el Sr. Estrada explicó que “la razón por la que tantas personas siguen pagando por esos tipos de servicios es que no conocen la diferencia. Mucha gente no sabe, por ejemplo, que en los Estados Unidos los abogados tienen que estudiar Derecho por tres años, pasar una prueba en cada estado y estar registrados en ese estado”.

Y añade que a la falta de información se suma la confusión, porque en América Latina es común que, además de abogados, haya gestores con títulos de licenciado, o notario.

Otra aspecto que preocupa al Director de NMCIR, que es abogado con licencia para practicar en Nueva York, es que muchos inmigrantes ignoran que aunque alguien presente una solicitud o aplicación equivocada al USCIS (United Status Citizenship and Immigration Services), ese organismo no la rechaza de inmediato, circunstancia que aprovechan algunos intermediarios deshonestos para iniciar trámites que no ofrecen ninguna perspectiva real de terminar con éxito.

“Cuando meten una aplicación”, explica el Sr. Estrada, “ésta se va moviendo por el sistema un tiempo, hasta que inmigración se da cuenta que no es correcta. Y recién entonces se entera la persona afectada que algo anduvo mal. Pero para cuando eso ocurre, ya han pasado muchas personas por esos abogados que no son abogados”.

Y que han cobrado por sus “servicios”, por supuesto.

Según el Director de la Coalición, hay mucha gente que ignora que los formularios de inmigración son completamente gratuitos y que hasta se pueden descargar del sitio Web de la USCIS (www.uscis.gov/forms/).

Esto no quiere decir que los trámites sean gratuitos, sólo que la documentación oficial para iniciar esos trámites sí lo es. El Sr. Estrada también sostiene que aunque no es imprescindible pedir ayuda para rellenar los formularios, es recomendable por razones prácticas.

“Lo que aconsejamos”, dice, “es que la persona haga esos trámites por medio de una organización comunitaria o un abogado calificado, para que alguien verifique la información y le indique si debe marcar aquí o allá, y qué debe compartir con la USCIS y por qué”.

Uno de los temas que un buen número de inmigrantes no comparte con las autoridades de inmigración es el de los tropiezos con la ley que pueden haber tenido en el pasado, a veces por temor a que afecte el resultado de su trámite, y otras veces porque les da vergüenza.

“Eso, desafortunadamente, puede causar muchos problemas”, apunta Rodolfo Estrada, “porque las autoridades investigan y descubren cosas que han pasado hace 20 o 30 años. Y si descubren que alguien fue arrestado y no lo incluyó en su aplicación, no es algo que les guste. Por eso siempre es importante que otros ojos miren la aplicación”.

Además de prestar servicios de inmigración y ciudadanía, la Coalición del Norte de Manhattan pro Derechos de los Inmigrantes realiza campañas de inscripción de votantes y organiza a los inmigrantes y la comunidad en general en respuesta a las políticas anti inmigrantes.

Otras organizaciones afiliadas a la Hispanic Federation que prestan servicios similares son el Centro para el Desarrollo de la Mujer Dominicana 212-994-6060, Ciudadanos Conscientes de Queens 718-478-1600, South Bronx Action Group 718-993-5869 y Make the Road NY 718-418 7690.