Un novato está sacando la cara por los Knicks

Guía de Regalos

Un novato está sacando la cara por los Knicks
Jeremy Lin está aprovechando la oportunidad para ayudar a los Knicks.
Foto: ap

Quién lo iba a creer. Un jugador que llegó a los Knicks con el propósito de llenar hueco, iba a sobresalir como un paño de lágrima y lograr lo que a algunas estrellas se le han hecho difícil para echarse el equipo al hombro y adjudicarse triunfos.

Jeremy Lin, un joven armador, con 23 años, de ascendencia asiática, quien entra a su segunda temporada en la NBA y se destacó con la Universidad de Harvard antes de entrar al profesionalismo, ha estado aprovechando muy bien la oportunidad que se le presenta ahora con los Knicks.

Lin, quien anoche entró al tabloncillo de Washington con la mente fresca tras lograr su marca máxima de su carrera con 28 puntos en el encuentro que los Knicks se llevaron contra Utah y, anteriormente 25 ante Nueva Jersey, sumando también 15 asistencias, 7 y 8, respectivamente, tuvo que adaptarse al tabloncillo sin Carmelo Anthony y Amar’e Stoudemire.

El caso es que Melo está fuera por tres semanas, debido a sus lesiones, la más reciente en su ingle derecha (también hay que agregarle dolencias en la muñeca izquierda, el dedo pulgar y tobillo derecho), por lo que faltará a ocho juegos, aproximadamente.

Con respecto a Stoudemire, éste tuvo que irse de urgencia para Florida, a los funerales de un hermano fallecido en un accidente de automóvil.

Esto resulta una prueba de fuego para Lin, quien todavía tendría que enseñar mucho más de sus habilidades, antes de que se pueda decir que está facultado para ser un futuro ‘point guard’ de calidad.

Pero mientras el balón rebota, entra o rueda, lo que Lin ha hecho hay que tomarlo muy en cuenta. Y con más veras si estamos observando a un novato en el baloncesto más exigente del mundo.

Mientras tanto Jeremy se está ganando poco a poco la confianza del coach Mike D’Antoni, quien dijo que el jugador ha estado haciendo lo que supuestamente le corresponde.

“Lo importante es que lo hace con una confianza y destreza innata. Es veloz y sabe moverse en cualquier situación”, dijo el coach de los Knicks.

Stoudemire posiblemente regrese mañana, cuando los neoyorquinos reciban en el Garden a los Lakers de Los Ángeles.

Antes de anoche contra Washington, Nueva York había ganado dos juegos en línea, contra Nets y Utah, respectivamente, para llegar al doble dígito en victorias (10-15, .400).

Mientras entre al tabloncillo Baron Davis, quien tendría que ser el armador estrella aquí, pues para eso lo trajeron con todo y su hernia vertebral, D’Antony ha estado usando tres armadores, lo que indica que no podemos ubicar a nadie como seguro entre los cinco abridores del club del Madison Square Garden.

Lo que si hay que destacar en estos días es lo que ha estado enseñando Jeremy Lin, primer descendiente de chinos o taiwaneses en la NBA, quien se ha adueñado de la fanaticada del MSG tras ser llamado desde la Liga D en la NBA, donde fue enviado por los Knicks luego de ser adquirido tras ser puesto en asignación (waivers) por los Rockets de Houston.

Lin declaró que siempre ha estado listo para la acción, cuando sea llamado. “Estoy preparado para el reto”, exclamó.

Entonces hay que esperar que habrá Lin para rato.

constantino.viloria@eldiariony.com