Vanessa Hudgens: Viaja a la fantasía

Vanessa Hudgens acompaña a Dwayne Johnson en 'Journey 2: The Mysterious Island'

Guía de Regalos

Vanessa Hudgens: Viaja a la fantasía
Vanessa Hudgens en el estreno en Los Ángeles de 'Journey 2: The Mysterious Island', que llega a los cines mañana y en la que trabaja al lado de Michael Caine y Luis Guzmán.
Foto: AP

HONOLULU, HI.— Hacer entrevistas en Hawai no es lo mismo que llevarlas a cabo en un hotel de Beverly Hills.

El ambiente en la capital de Oahu es relajado, cercano a las olas del mar, bañado por el sol brillante… en pleno mes de enero.

Por eso, cuando a Vanessa Hudgens le toca el turno de hablar con La Vibra, en lugar de elegir una habitación del resort donde se lleva a cabo la promoción de su más reciente filme, Journey 2: The Mysterious Island, apuesta por una cómoda -para ella- hamaca, compartida con quien esto firma.

Y es entonces cuando la charla dio inicio.

Hudgens, nacida en Salinas, California, tiene 23 años, pero es ya una de las estrellas juveniles más reconocidas por la joven generación de aficionados al cine, la música y la televisión.

Y todo ello gracias a tres palabras: High School Musical. En esta franquicia de los estudios Disney, donde dio vida a Gabriella Montez -aunque de su familia solo su madre tiene rasgos latinos, al ser de ascendencia chino-filipino-española-, Hudgens consiguió alcanzar la fama casi de forma inmediata, junto al coprotagonista, Zac Efron, con quien mantuvo una relación sentimental hasta finales de 2010.

Pero antes, había convencido por sus habilidades interpretativas en el drama indie Thirteen (2003) y empezó a llamar la atención de sus jóvenes fans en series como Drake & Josh y The Suite Life of Zack and Cody, esta también una producción del Disney Channel, al igual de High School Musical.

“Eligo mis proyectos con mucho cuidado. Y digo ‘no’ muchas más veces de las que digo ‘sí'”, reveló en la entrevista al preguntarle si ir de Sucker Punch a Beastly y de esta a Journey 2 es una decisión consciente en su carrera. “Se trata de encontrar personajes interesantes y buenos directores. Y también géneros distintos. Me gusta la variedad”.

En Journey 2: The Mysterious Island, secuela de Journey to the Center of the Earth -de la que solo repite Josh Hutcherson-, Hudgens encarna a la hija de Gabato (Luis Guzmán), que se une al joven Sean (Hutcherson) y a su padrastro (Dwayne Johnson) en una aventura inspirada en La isla misteriosa y 20,000 legüas de viaje submarino, entre otras, de Julio Verne.

En el reparto del filme, Michael Caine, como el abuelo de Sean. El veterano actor fue “la primera” razón por la que Vanessa Hudgens aceptó intervenir en la cinta.

“Si tengo una oportunidad de trabajar con una leyenda, de compartir la pantalla con [alguien como] él, es un honor”, expresó. “Después, rodar en Hawai, porque es casi como estar de vacaciones. Y tercero, las tres dimensiones, algo que nunca había hecho antes. Es una nueva era, una nueva tecnología para una nueva generación”.

La variedad de actores y estilos que ofrece Journey 2 no la obligó a enfocar su actuación de un modo distinto al habitual.

“No necesariamente. Uno tiene que tratar [su actuación] lo más realista posible”, afirmó. “Todos somos personajes de la vida real. Estar con Luis es maravilloso y siempre me sorprende, por ejemplo”.

Vanessa Anne Hudgens, su nombre completo, aún no puede creerse su suerte. “Completamente. Soy tan afortunada de poder hacer lo que me gusta y ser pagada por ello… Me siento bendecida. ¡Y viajar! Siempre ha sido mi sueño y ahora me lo puedo permitir”, dijo.

Y rechaza la impresión de que, debido a su estatus como estrella juvenil, tenga más responsabilidades de las habituales en su edad.

“No. Porque al final todo lo que hago lo hago por mí”, sentenció. “Soy una actriz porque eso es lo que quiero hacer. Acepté esta película porque eso quise hacer. De vez en cuando me quedo como congelada y es ahí cuando me gustaría tener a un asistente para que me ayudara a decidir… pero las relaciones que creo [en mi trabajo] son mi responsabilidad y es la misma que todo el mundo, solo que en un nivel distinto”.

Al final, el objetivo es hacer un buen trabajo. “Siempre tienes que tratar de hacerlo lo mejor que puedas. Si eso no es suficiente, es una pena. Pero si lo es… Lo importante es saber que lo has dado todo”, relató.

Hudgens, que empezó su carrera a los ocho años en teatro amateur, no se queja demasiado por el incesante acoso de los medios y las numerosas entrevistas que se ve obligada a conceder.

“Todos los actores decimos que actuar lo hacemos gratis, en realidad nos pagan por la promoción” , afirmó entre risas. “Es lo que es: tienes que aceptarlo. Hay que promover la película para que la gente se entere de que existe. Pero cuando lo tienes que hacer en Hawai, la verdad es que es mejor no quejarse”.

No obstante, a veces, “es agotador, pero no puedes hacer nada”, indicó. “Hay que vivir día a día. Hay que mirar lo positivo, en lugar de concentrarse en lo negativo”.

“Es el precio a pagar al ser un actor exitoso”, continuó. “Si me están tomando fotos, supongo que es porque a la gente le intereso, pero al mismo tiempo, hay paparazzis que son peligrosos, pasándose semáforos rojos, persiguiéndome… Pero no voy a dejar que eso me preocupe, que arruine mi vida. Es la única que tengo”.