Bancos pagarán por abusos hipotecarios

Cinco empresas entregarán 25 mil millones de dólares para ayudar a la crisis

Bancos pagarán por abusos hipotecarios
El Bank of America es una de las instituciones obligadas a pagar miles de millones de dólares para resolver el problema de las hipotecas.
Foto: AP

Washington, D.C. – Luego de 16 meses de negociaciones, el Departamento de Justicia y Vivienda anunció ayer un acuerdo entre la mayoría de los estados y los cinco mayores bancos del país.

Las instituciones financieras han estado bajo investigación por posibles abusos en ejecuciones hipotecarias, que vinieron luego del colapso del mercado inmobiliario. El acuerdo se basa en 25 mil millones de dólares. Este número podría creer si se incluyen otras instituciones en este acuerdo, según explicó el Secretario de Vivienda Shaun Donovan.

Los bancos involucrados son Ally Financial Inc., Bank of America, Citigroup,, JP Morgan y Wells Fargo.

Hasta hace algunas semanas, estados como California, Nueva York y Florida, no habían sumado su apoyo a las negociaciones, restando credibilidad al proceso. Sobre todo, porque California es considerada la “zona cero” de la crisis inmobiliaria. Pero eso cambió durante los últimos días.

“Investigamos más de 2 millones de documentos, que nos dieron evidencia clave, para alcanzar este acuerdo. Estas revelaron prácticas perturbadoras”, dijo el Procurador General, Eric Holder.

Está contemplado el establecimiento de un fondo para aquellos que perdieron sus casas y la aplicación de nuevos estándares, supervisadas de manera independiente.

El acuerdo tiene un perfil histórico. Es el compromiso de mayor magnitud entre el gobierno y privados, que incluye la mayoría de los estados.

Esto podría traducirse en multas en dinero para personas afectadas por las ejecuciones hipotecarias entre septiembre de 2008 y diciembre de 2011.

“Esto no sólo hará responsables a instituciones que contribuyeron al colapso de la economía estadounidense, pero dará alivio inmediato a los propietarios”, aseguró Donovan.

“El acuerdo es un comienzo. Vamos a asegurarnos de que los bancos cumplen su parte”, dijo el presidente Barack Obama durante una comparecencia en la Casa Blanca después de que el Departamento de Justicia anunciara el arreglo alcanzado tras más de un año de negociaciones.