Candidatos republicanos buscan apoyo de conservadores

Guía de Regalos

Washington/EFE – Tres de los aspirantes presidenciales republicanos defendieron ayer en Washington sus credenciales de conservadurismo fiscal y social ante el mayor encuentro anual de la derecha, con la idea fija de llegar a la Casa Blanca en noviembre y “rescatar” al país del abismo.

Mitt Romney, atacado por sus rivales por no ser lo suficientemente conservador, defendió su trayectoria como gobernador de Massachusetts y aseguró que es el que más posibilidades tiene para vencer a Obama el próximo 6 de noviembre.

“Derrotar a Barack Obama es tan sólo un paso hacia la meta final de salvar a EE.UU.. Por supuesto que podemos derrotarlo, esa es la parte fácil (…) si hacemos nuestro trabajo, si lideramos con convicción e integridad, la historia documentará la presidencia de Obama como el último aliento del gran fracaso del liberalismo”, dijo Romney ante la 39 Conferencia Conservadora de Acción Política (CPAC, en inglés).

El encuentro anual, que reúne desde el jueves y hasta hoy a unas 10,000 personas, ha servido como un llamado a la acción para el “renacimiento” del conservadurismo en EE.UU. y movilizar a los militantes del partido, que ven en Obama a un enemigo.

Romney, que repitió la palabra “conservador” en al menos una veintena de ocasiones en su discurso, prometió que, si gana, revocará toda regulación aplicada por Obama “que ataca nuestra libertad religiosa y amenaza vidas inocentes”.

Romney se refería a una norma de la reforma sanitaria de 2010 que obliga a las instituciones religiosas, salvo a las iglesias, a proveer a sus empleados cobertura de anticonceptivos.