Existe complot para acabar con el Papa

Documento sobre una conversación secreta afirma que Benedicto XVI morirá dentro de doce meses

Guía de Regalos

Existe complot para acabar con el Papa
Según "Il Fatto Quotidiano", Ratzinger estaría ya preparando su sucesión en la figura del Arzobispo Scola de Milán.
Foto: Archivo

Roma – El cardenal colombiano Dario Castrillón Hoyos entregó al papa Benedicto XVI un documento informando de la existencia de una conspiración para acabar con él dentro de 12 meses, según publica hoy el diario italiano “Il Fatto Quotidiano”.

El rotativo, especializado en periodismo político y de investigación, informa hoy sobre la entrega de Castrillón a la Secretaría de Estado vaticana de un documento, escrito en alemán, para Benedicto XVI en el que le informaba de los dichos del cardenal y arzobispo de Palermo, Paolo Romeo, durante algunas conversaciones en China el pasado noviembre.

“Vaticano, tramas y venenos. El papa morirá dentro de doce meses”, así se lee en la portada del diario, el cual publica en páginas internas una cuartilla del citado documento y la traducción al italiano de todo el mensaje.

En dicho texto, etiquetado como “estrictamente confidencial”, se citan declaraciones “de una persona bien informada” sobre las conversaciones mantenidas durante un viaje del cardenal Romeo a China el pasado noviembre.

“Seguro de sí mismo, como si lo supiese con precisión, el cardenal Romeo ha anunciado que al Santo Padre le quedan sólo 12 meses de vida”, se lee en la traducción de este documento.

Las declaraciones de Romeo fueron expuestas “como una persona probablemente informada de un serio complot delictivo, con tal seguridad y firmeza que sus interlocutores en China pensaron asustados que se estaba preparando un atentado contra el papa”, dice el rotativo citando la traducción del documento.

Durante estas charlas, se lee en el documento que publica el diario, Romeo aseguró que Benedicto XVI estaba también preparando su sucesión y él mismo había indicado el nombre del cardenal y arzobispo de Milán, Angelo Scola.

“El cardenal Romeo se sentía seguro y no podía imaginar que estas conversaciones realizadas en estas reuniones secretas fueran después comunicadas por terceras personas al Vaticano”, continúa el mensaje.

Castrillón se enteró de estas conversaciones y decidió escribir al papa el 30 de diciembre del año pasado y aquél recibió el mensaje algunos días después, añade el rotativo.

El portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, preguntado por el diario afirmó que la información estaba “tan fuera de la realidad y tan poco seria que no se podía tomar en consideración”.

“Me parece increíble y no quiero ni comentar”, añadió Lombardi, según publica también el rotativo.