Hoy el mundo es más feliz que en 2007

Encuesta revela además que las parejas casadas tienden a ser más felices que los solteros

Guía de Regalos

Hoy el mundo es más feliz que en 2007
Víctor Cruz es uno de los que fácilmente podría decir hoy que es más feliz que en el 2007; acaba de ganar el Super Bowl con los Giants de Nueva York.
Foto: AP

Washington, 10 de Febrero – El mundo es un lugar más feliz hoy que en 2007 a pesar de la crisis económica, los conflictos y los desastres naturales, aunque para españoles e italianos lo es menos que para indonesios, indios y mexicanos, las personas más felices del planeta, según una encuesta de Ipsos.

América Latina es la región con más personas felices, seguida de de América del Norte, Asia-Pacífico, Oriente Medio y África. En Europa las cosas no pintan tan bien y sólo el 15% de los europeos se declararon muy felices.

Brasil y Turquía completan las cinco primeras naciones más felices, mientras que Hungría, Corea del Sur, Rusia, España e Italia tenían la menor cantidad de personas felices.

En EE.UU., Canadá y Gran Bretaña, grandes potencias mundiales, la felicidad también decreció respecto a los datos de 2007.

Más de tres cuartas partes de la población mundial que fue interrogada, dijeron que estaban contentos con sus vidas y casi una cuarta parte de ellos se describieron como muy felices.

“El mundo es un lugar más feliz hoy”, dijo en un comunicado John Wright, vicepresidente de Ipsos Global, que ha estudiado la felicidad de más de 18,000 personas en 24 países desde 2007, aunque advirtió que hay que sopesar las razones.

“No se trata sólo de la economía y su bienestar. Se trata de toda una serie de factores que les hacen ser lo que son hoy”, añadió.

Explicó que “a veces la mayor felicidad es una comida recién hecha o un techo sobre sus cabezas (…) aunque las relaciones siguen siendo la razón número uno en todo el mundo para que la gente se sienta feliz”.

Las parejas casadas tienden a ser más felices que los solteros, así como aquellas personas que tienen una educación superior parecen ser más felices que los que sólo han obtenido estudios básicos.