Barcelona dedica su energía a la Champions

Conquistar la liga española parece un objetivo inalcanzable al verse rezagado a diez puntos de su eterno rival Real Madrid.
Barcelona dedica su energía a la Champions
Lionel Messi (centro) y Dani Alves (der.) durante una práctica del Barcelona en el estadio BayArena de Leverkusen, Alemania.
Foto: Rolf Vennenbernd / EFE

LONDRES/AP – Conquistar la liga española parece un objetivo inalcanzable para el Barcelona en estos momentos, al verse rezagado a diez puntos de su eterno rival Real Madrid.

Pensar en Europa y revalidar su título en la Liga de Campeones quizás sea el objetivo que el conjunto español deberá concentrarse exclusivamente de ahora en adelante.

Esto es una mala noticia para el Bayer Leverkusen, el club alemán que hoy recibirá a los azulgranas al dar comienzo la ronda de octavos de final del torneo europeo.

Ambos equipos llegan tras sufrir derrotas en sus ligas, pero el Barcelona es el equipo con más obligaciones, uno que ha ganado 13 títulos de 16 con Pep Guardiola como técnico.

La derrota 3-2 el sábado en la cancha de Osasuna, combinado al triunfo de 4-2 del Madrid ante Levante el domingo, dejó al Barcelona demasiado descolgado en la lucha por el título.

“Volver a la ‘Champions’ siempre es una motivación”, dijo Guardiola.

El Barcelona disputará en mayo la final de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao, pero repetir el título europeo es la asignatura principal y Guardiola está al tanto.

“El problema de este club es que parece que si no ganamos la ‘Champions’ será también un fracaso”, dijo Guardiola ayer. “Como ya hemos perdido la liga, queda ganar la ‘Champions’ sí o sí”.

“Ganar la ‘Champions’ es un reto mayúsculo, como lo es ganar la liga. La gente puede pedir lo que sea, pero no estoy aquí para prometer la ‘Champions’, cuesta mucho, y no lo hemos hecho nunca”, señaló.

Leverkusen también arrastra sus problemas, con una victoria en sus últimos siete partidos y en conflicto con el volante Michael Ballack.

El ex capitán de la selección alemana no ha jugado desde que el director deportivo del club, Wolfgang Holzhaeuser, afirmó que su contratación fue un fracaso.

Ballack, que igualmente no iba a poder jugar por una lesión en la pantorrilla, no se quedó con la boca callada.

Afirmó que el Leverkusen es un equipo sin ambición, apuntándole a su magro palmarés en el que sólo resaltan los títulos de la Copa UEFA de 1988 y la Copa de Alemania de 1993.

La baja de Ballack no es la única de relevancia en el equipo dirigido por Robin Dutt. El extremo Sidney Sam y el delantero suizo Eren Derdiyok también fueron descartados por lesiones, el último al pisar vidrios rotos en su baño la semana pasada.

El partido será uno de los cuatro esta semana al ponerse en marcha la etapa de octavos.

También hoy, el Lyon de Francia recibirá al sorprendente APOEL, el primer club de Chipre que logró sortear la fase de grupos.

El miércoles, el Zenit de San Petersburgo será anfitrión del Benfica portugués y Thierry Henry culminará su préstamo con el Arsenal inglés con una visita al Milan.

Pero la atención apuntará a la reacción del Barcelona, cuyo capitán y zaguero Carles Puyol insistió que el equipo está enfocado en seguir peleando en todos los frentes,

“Lucharemos por las tres competiciones, quien piense lo contrario se equivoca”, declaró Puyol. “No vamos a dedicarnos solo a una cosa, pero es cierto que no somos máquinas que un día conectan y otro desconectan”.

Guardiola también avisó sobre el peligro del Leverkusen, pese a su mal momento.

“Es un equipo alemán. Si les dejamos correr, serán más fuertes que nosotros”, dijo el entrenador. “Son peligrosos a balón parado y en jugadas de estrategia. Tienen argumentos para crearte problemas si no tienes el control del juego”.