Caso Whitney Houston: Investigación abierta

La muerte de Whitney Houston sigue conmocionando al mundo
Caso Whitney Houston: Investigación abierta
Un fan de Whitney Houston, ayer, en el Beverly Hilton Hotel.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

El Departamento de Policía de Beverly Hills mantiene abiertas todas las líneas de investigación en el caso de la muerte de la cantante Whitney Houston, quien falleció repentinamente el sábado en Los Ángeles a los 48 años, informó ayer el teniente Mark Rosen en una conferencia de prensa.

Según la versión policial, Houston fue encontrada “inconsciente” en la bañera de la habitación del hotel Beverly Hilton por “un miembro de su equipo” y fue declarada muerta a las 3:55 p.m. por el personal de los servicios de emergencia que intentaron reanimarla sin éxito.

“No estamos haciendo una investigación por homicidio en este momento. No sabemos la causa de la muerte. Ahora mismo es una investigación normal para un caso de alguien de su edad que muere en esas circunstancias”, comentó Rosen.

Actualmente hay un grupo de agentes asignados en exclusiva a esclarecer lo que le ocurrió a Whitney Houston, si bien la investigación preliminar ya concluyó y la Policía está a la espera de conocer los datos de la autopsia y el análisis toxicológico, que aún se demorarán semanas.

“No hemos descartado nada. Todo está sobre la mesa y estamos investigando, aunque no anticipamos tener más información hasta que se haya concluido el informe forense”, explicó el representante policial.

Rosen quiso evitar en todo momento alimentar las especulaciones y dijo carecer de datos para confirmar o desmentir si se encontraron restos de calmantes en su habitación –como desvelaron fotos publicadas en TMZ.com– o si los detectives tenían previsto interrogar a médicos que supuestamente le habrían recetado fármacos.

“La investigación está sellada, ese es el protocolo” manifestó Rosen quien descartó que los rumores publicados en la prensa hubieran sido filtrados por algún agente de su departamento.

Un comunicado publicado por el mismo departamento de policía aportó además que el cuerpo de Houston estaba sumergido bajo el agua en la bañera cuando fue hallado, una información que ya había trascendido con anterioridad a la prensa.

Whitney Houston fue adicta a la marihuana y la cocaína, según ella misma reconoció en 2009, año en el que dijo estar rehabilitada, si bien en mayo del año pasado volvió a ingresar en un centro de desintoxicación.

Durante sus últimos días de vida fue vista en varios locales nocturnos e incluso fue retratada en aparente mal estado de salud cuando salía de unos de esos bares.

No obstante, el obispo T.D. Jakes, un ministro de Texas que produjo su último proyecto cinematográfico -una nueva versión del filme de los años 70 Sparkle–, dijo que no vio señales de que la artista estuviera abusando de sustancias ilegales. Declaró que Houston fue muy profesional y que hace dos meses hizo llorar al equipo del filme cuando cantó el himno gospel Her Eyes on the Sparrow para una escena rodada en Detroit.

“No hubo evidencia, mientras trabajaba con ella en Sparkle, de ningún tipo de problema en su vida”, dijo Jakes el domingo. “Sólo nos dejó una profunda impresión”.

El cuerpo sin vida de la cantante viajó ayer en un avión privado, propiedad del cineasta Tyler Perry, en dirección hacia Newark (New Jersey), la ciudad donde nació la artista y en la que se celebrará su funeral.

El aparato despegó ayer por la tarde tarde desde el aeropuerto de Van Nuys, informó RadarOnline.com. En el jet viajaron también miembros de la familia de Houston así como amigos.

Por otro lado, el estado de salud de la hija de la cantante mantiene preocupados a sus familiares. Según TMZ.com, la joven, Bobbi Kristina, fue ingresada en un hospital de LA el sábado y el domingo, debido a su condición exhausta e histérica, según cita la página en internet.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney expresó ayer el pesar por la pérdida del “inmenso talento” de la cantante.

Carney dijo que no había hablado sobre la muerte de la artista con el presidente, Barack Obama, y aunque no sabe si es fanático de la cantante indicó que “es difícil no ser un admirador de su inmenso talento”.

“No he hablado con él, pero sé que sus pensamientos y rezos están con ella y su familia, en especial con su hija”, Bobbi Kristina.

“Es una tragedia perder a alguien con talento a temprana edad”, indicó Carney.

La muerte de la estrella de The Bodyguard afectó la celebración de los premios Grammy, que terminaron siendo un homenaje a la artista, que llegó a ganar seis de estos premios. El anfitrión de la velada, LL Cool J, presentó un clip al comenzar el espectáculo en el que una radiante Houston cantaba su característica versión del tema de Dolly Parton I Will Always Love You.

Quizás debido a ello, la entrega de los premios atrajo su mayor teleaudiencia desde 1984, informó la compañía Nielsen Co.

Más de 39 millones de televidentes sintonizaron la emisión a través de CBS, de acuerdo con cifras preliminares difundidas ayer según las cuales fue la segunda ceremonia del Grammy más vista de la historia.

Eso supera la transmisión del Oscar del año pasado, que fue vista por 37.6 millones de espectadores.

Finalmente, al igual que sucediera tras la muerte de Amy Winehouse el pasado verano, el fallecimiento de Whitney Houston ha supuesto un espaldarazo en las descargas digitales de su música, alcanzando el número uno en iTunes en España, Francia y EEUU.

Así, la versión que realizara de I Will Always Love You, quizás la canción más emblemática de su carrera, encabeza ya la lista de singles más descargados de esta popular plataforma digital en los mencionados países, junto a otros conocidos temas como One Moment In Time, I Wanna Dance With Somebody y Greatest Love of All, que también entran en el top 10.

Los recopilatorios Whitney Houston: Greatest Hits y The Ultimate Collection se aúpan al podio de iTunes en EEUU, España, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

The Bodyguard, que se mantiene como la banda sonora más vendida de la historia con más de 48 millones de copias, ha entrado asimismo en la lista de los diez discos más vendidos en varios países europeos, entre ellos, España, donde ocupa el quinto lugar.

Latinoamérica no escapa del todo a ese influjo. Así, por ejemplo, además del buen ritmo de ventas de algunos de sus recopilatorios, I Will Always Love You ha entrado al número cuatro en México y al tres en Colombia, mientras que en Argentina el disco The Ultimate Collection es quinto en descargas.

De acuerdo con varios medios internacionales, la cúpula de Sony Music prevé reunirse esta misma semana para planificar una nueva estrategia de relanzamiento de los nueve discos, bandas sonoras y recopilatorios en los que aparece la desaparecida diva.