Comer desnudo ahorra calorías

No agregarle aderezo o salsa a la comida reduce la ingesta calórica
Comer desnudo ahorra calorías
Con la técnica de “comer desnudo” se pueden ahorrar entre 300 a 500 calorías diarias.
Foto: Archivo

Miami.- Jenny Patrizia, conocida en los medios como la “sexy nutricionista”, asegura que no le gusta la idea de las dietas y el peso ideal al tiempo que promueve la estrategia de “comer desnudo”, un aliciente para celebrar el Día de los Enamorados.

“Coma desnuda, okay. Lo que significa es que no le agreguen salsa a la comida, no le agreguen el aderezo a la comida porque la salsa y los aderezos tienen tantas calorías”, dijo a Efe la especialista venezolana.

Con esta técnica de “comer desnudo”, la también conocida chef, explicó que se pueden ahorrar entre 300 a 500 calorías diarias.

Patrizia, con apariciones frecuentes en los programas de televisión como Despierta América de Univisión, compartió que la frase de “comer desnudo” despierta la curiosidad y trabaja perfecto en sus consejos en los que el sexo y la comida tienen elementos en común.

Por eso, la nutricionista, sicóloga y entrenadora personal, reconoce que existen paradigmas en el campo de la nutrición que han puesto etiquetas que van en contra de una mejor salud.

“Las palabras dietas y el peso ideal no me gustan porque automáticamente esas palabras son muy negativas. Como te dije todo empieza en la mente”, señaló.

Explicó que cuando una persona entra al proceso de dieta o encontrar su peso ideal, comienza a compararse con otras personas cuando “no saben cómo es el estilo de vida del otro”.

Entonces, “tu meta no debería ser talla cero, ser talla dos” porque “nuestros cuerpos están diseñados de formas diferentes”.

Patrizia destacó que las tallas pequeñas o gente más delgada no significa que estén saludables pues en sus consultas ha visto como mujeres “súper flacas” tienen desbalances de nutrición frente a mujeres rellenas.

Su teoría es todo un éxito y gracias a su experiencia se ha convertido en la “gurú” de la nutrición y entrenamiento personal que buscan desde reinas de belleza a deportistas de alto rendimiento.

Sus consejos han sido vistos también en sus seis libros- “69 Quickie Meals” (inglés), “Coma Sexy, Pierda Peso” (versión en español), “Gran sabor por poco dinero”, “Gol en la cocina” y “Spa en la cocina”, su primer libro dedicado a la belleza.

En su enfoque por cambiar el concepto de dietas aburridas por una forma de vida atractiva, Patrizia realiza dietas afrodisíacas con alimentos que no sólo aumenten la líbido, sino que al mismo tiempo, colaboren con el proceso de quemar calorías y mejorar nuestra energía.

“Un buen chocolate, fresas o canela pueden hacer más por ustedes de lo que se imaginan. Hacer dieta no tiene por qué ser un sacrificio. Cuando alguien está a dieta, no sólo sacrifica la comida, sino también el ambiente social, familiar en el que se desenvuelve. Y la comida no es sólo alimento, sino un placer, una forma de expresión”, aseguró.

Ya que la “comida no se trata de comer” porque al ser algo tan cultural “nos define como ser humanos”.

Y por ello señaló que existen comportamientos que llevan a una persona a ser gorda.

Así recordó el ejemplo de algunos padres cuando le dicen a sus hijos “tu no te levantas de la mesa, hasta que termines de comer todo”, lo que considera un error “por condicionar que comer todo es saludable”, en lugar de enseñarle a los niños cuando es que se sienten satisfechos.

Patrizia, quien continuamente busca nuevas e ingeniosas formas de acercar a la comunidad a la cocina, ha levantado la bandera de que “yo quiero quitar el estigma de que la cocina es para los chefs y animar a hombres y mujeres a entrar a ésta, a probar, a usar la imaginación y convertirse en sus propios chefs”.

“Quiero que entren a la cocina y la vean con placer”, dijo quien de todas formas quiere convertir la cocina “en un arma letal para despertar las fieras sexuales que llevamos dentro”.EFE