Contra el Grammy

Decenas protestan por el corte de 31 categorías del premio musical
Contra el Grammy
Músicos, ingenieros de sonido y simpatizantes reunidos ayer en protesta, con el Staples Center de fondo.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

La esquina del bulevar Pico y la calle Figueroa, a una cuadra del Staples Center de Los Ángeles, fue el centro de reunión para decenas de músicos, ingenieros de sonido y simpatizantes que se manifestaron en contra de la eliminación de 31 categorías de los Premios Grammy este año.

Entre las categorías eliminadas figuran algunas de la música latina -como el Jazz Latino y la Norteña Mexicana- además de otras categorías como Polka, Nativoaamericana, Jazz y Blues tradicional.

La protesta se realizó un par de horas antes de que se realizara la ceremonia de los Grammy en el Staples Center.

“Están eliminando cuatro de las categorías en las que Whitney Houston fue reconocida a lo largo de su carrera”, declaró Bobby Sanabria, quien ha sido nominado en cinco ocasiones como líder de banda de Jazz Latino.

Sandy Cressman, miembro desde hace más de 20 años del consejo de la Academia Nacional de las Artes y Ciencias de la Grabación (NARAS, por sus siglas en inglés), declaró que se avergonzó cuando supo de laeliminación de las categorías. “Esta acción es la antítesis de la razón de existir de los Grammy” enfatizó Cressman. “Estamos viviendo en un ámbito de intolerancia, de leyes antiinmigrantes. El contexto en el que se dio este anuncio ha dado mucho de qué hablar y se percibe como insensible e intolerante”.

Al parecer, la eliminación de las 31 categorías obedece a una baja respuesta de los artistas. Por regla, cada categoría debe contar con al menos 25 participantes, que en las categorías eliminadas muchas veces no se lograban.

“Si [NARAS] se hubieran acercado a la comunidad, seguramente hubiera encontrado muchos más participantes en cada categoría” aseguró Cressman.

Mientras señalaba al Staples Center, Roberto Lobato, cofundador de http://www.presente.org, dijo: “Somos el 99% de la música, la raíz de toda la música que se está premiando ahí adentro”. Su organización ha recabado más de 23,000 firmas en contra de la eliminación de las categorías.

Cressman dijo que las reuniones en las que se tomó esta decisión fueron en total secreto y que a pesar de que ella solicitó una copia de las minutas de las juntas, éstas le fueron negadas. “NARAS está registrada en Delaware, de modo que la ley californiana no tiene injerencia sobre ellos”, dijo.

Lobato también hizo alusión a la famosa cantante de pop que falleció el sábado y que era homenajeada ayer en la ceremonia.

“Whitney Houston surgió de cuatro de las 31 categorías eliminadas, entre ellas el Gospel” dijo Lobato, explicando que seguramente esto tocará el corazón de Neil Portnow, presidente de NARAS.

Lobato añadió que en buena parte la eliminación de las categorías obedece a la economía.

“Cada estatuilla cuesta entre 800 y 1,000 dólares, cada premiado se lleva además un reconocimiento que cuesta más o menos 200 dólares”, dijo el músico. “Cada medalla de nominación cuesta 350 dólares. Son 31 categorías con cinco nominaciones y un ganador, sólo hay que hacer las cuentas”.

Pero para Sanabria, la medida de NARAS será contraproducente.

“Son 31 categorías que ya no se hospedarán en hoteles y que dejarán de producir sus trabajos, lo cual se reflejará en empleos” concluyó el músico.