Legisladores argentinos se duplican sueldo

De $3,440 y $3,899 ahora van a ganar entre $6,880 y $8,000

Buenos Aires, 13 de Febrero – La subida del 100% en los ingresos de diputados y senadores argentinos desató hoy una intensa polémica entre partidarios y detractores de la medida, que se produce en un contexto de ajuste de gasto público y contradice los llamamientos del Gobierno a la moderación salarial.

El vicepresidente y titular del Senado, Amado Boudou, y su par en la Cámara de Diputados emitieron recientemente una resolución que dispone un aumento en la dieta de los legisladores, en momentos en que el Gobierno ajusta el cinturón con recortes en subsidios a empresas y consumidores.

Portavoces legislativas confirmaron a Efe que los legisladores duplicaron sus ingresos, que ahora se sitúan entre los 30,000 y 35,000 pesos mensuales (entre $6,880 y $8,000), frente a los 15,000 a 17,000 pesos (entre $3,440 y $3,899) de antes de la subida, añadieron las fuentes.

Además del sueldo, los legisladores cuentan con otros beneficios, como pasajes de avión canjeables por efectivo si no se utilizan y un plus por desarraigo para residentes a más de cien kilómetros de Buenos Aires, que varía según la distancia.

Según el periódico La Nación, la Cámara de Diputados también instrumentó por única vez una asignación “para funcionamientos de bloque” de 5,000 pesos ($1,147) por diputado.

Los aumentos fueron dispuestos pese a las críticas que recibieron los legisladores de parte de dirigentes y organizaciones sociales por el escaso número de sesiones parlamentarias que desarrollaron el año pasado, con quince en el Senado y diez en Diputados, la menor cantidad registrada desde el retorno de la democracia, en 1983.

“Es una barbaridad. La decisión (del aumento) va en contra de la situación del país. Hoy habrá una reunión del partido y seguramente tomaremos posición al respecto”, afirmó hoy el diputado y líder de Proyecto Sur, Fernando Solanas, en declaraciones radiales.

Por su parte, el titular del sindicato de empleados judiciales, Julio Piumato, se preguntó irónicamente en Twitter si el aumento debe ser tomado como una “referencia” para las negociaciones salariales.

“Me parece bien que se suban el sueldo, pero si hay para ellos hay para todos. Los representantes del pueblo deben ser ejemplo para los representados”, sostuvo Piumato, dirigente de la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central gremial del país.

Sin embargo, el jefe del bloque de la opositora Propuesta Republicana (Pro), Federico Pinedo, opinó que “resultaba ridículo que un empleado administrativo de la Cámara cobrara más que un representante del pueblo”, por lo que consideró que “actualizar las dietas era un tema de respeto institucional”.

“La actualización de las dietas era de estricta justicia. El atraso era extraordinario y la diferencia con los sueldos en el Poder Ejecutivo era superlativa”, coincidió el diputado del opositor radicalismo Ricardo Gil Lavedra.

La subida se concretó en momentos en que el Gobierno recorta los subsidios a los servicios públicos y a empresas de diversos sectores, tras estrenar 2012 con pronósticos de crecimiento económico más moderado y con el desafío de contener la inflación, un fenómeno que se alimenta con la puja salarial.

Los consultores coinciden en que el Gobierno buscan marcar para 2012 una pauta de alzas salariales con los gremios de entre el 18% y el 20%.