Organizan caravana de ‘tráfico de libros’ de Houston a Arizona

Llevarán a Tucson libros de autores hispanos que, según activistas, fueron prohibidos en el distrito escolar de esa ciudad,
Organizan caravana de ‘tráfico de libros’ de Houston a Arizona
Libros que, según los activistas de la caravana ‘Librotraficante' fueron prohibidos en el Distrito Escolar de Tucson, Arizona.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Tony Díaz se considera un ‘librotraficante’ y piensa meter a Arizona una mercancía que él entiende prohibida. Con la ayuda de escritores hispanos, estudiantes y activistas, este profesor houstoniano se la va a jugar y todo porque cree que es una injusticia que estudiantes hispanos de Arizona no puedan tener en las bibliotecas de sus escuelas acceso a libros de autores latinos y de historia méxicoamericana.

Díaz está dispuesto a llevar libros que, según afirma, hace un mes fueron removidos de bibliotecas y salones del Distrito Escolar Unificado de Tucson, Arizona.

Su mercancía ‘prohibida’ piensa reemplazar los más de 70 libros que habrían sido removidos de las bibliotecas de escuelas de Tucson, donde supuestamente en plena sesión de clases administradores del distrito escolar de esa ciudad ingresaron a los salones y decomisaron los libros con contenido chicano o méxicoamericano y los metieron en cajas.

“Es una ofensa para la comunidad latina de Arizona y para los estudiantes que les quieran robar parte de su identidad y les nieguen la oportunidad de aprender sobre su cultura. ¿Cómo es posible que esto esté pasando en los Estados Unidos?, pensé que esto ya lo habíamos arreglado en los sesentas”, dijo Díaz, profesor y escritor de Houston.

En Tucson se desmanteló recientemente un popular programa de estudios méxicoamericanos de preparatoria y parte de ese desmantelamiento fue remover varios libros de historia méxicoamericana porque, según el superintendente del estado, se determinó que el programa violaba una de las leyes de Arizona que fue implementada en 2010, una de las diferentes leyes antiinmigrantes que se han impuesto en el estado del sol.

La decisión de retirar esos libros se basa en la interpretación del superintendente estatal de Arizona, John Huppenthal, que consideró que ese programa de estudios méxicoamericanos violaba la provisión ARS 15-112 expresada en la ley estatal HB 2281.

Esa provisión indica que en las escuelas públicas y chárter de Arizona no está permitido impartir programas que promuevan el derrocamiento del gobierno de Estados Unidos, promuevan el resentimiento hacia una raza o clase de personas, estén diseñados primordialmente para alumnos de un grupo étnico en particular o promuevan la solidaridad étnica en lugar de tratar a cada alumno como individuo. Huppenthal consideró que ese programa de estudios méxicoamericanos en el distrito escolar de Houston violaba las disposiciones de la ley antes citada.

“No podemos permitir que estas leyes racistas afecten la educación de los estudiantes hispanos”, agregó Díaz, que es profesor en el campus central del Houston Community College.

Díaz con la ayuda de varios escritores, estudiantes y activistas está recaudando fondos y libros para llevarlos a Arizona y que los estudiantes hispanos puedan tener acceso a la literatura que su distrito escolar les ha negado, en un movimiento al que se le ha denominado la caravana ‘Librotraficante’.

“La intención es que los estudiantes tengan lugares donde puedan acudir y leer los libros que escriben los autores latinos y que tengan acceso a la historia de sus raíces porque es fundamental en su formación”, explicó Díaz.

Algunos de los libros que, según los activistas de la caravana ‘Librotraficante’, fueron removidos son obras de autores reconocidos como Sandra Cisneros, Rudolfo Anaya, Denise Chávez y Luis Urrea, que son considerados pioneros y grandes figuras de la literatura chicana.

“No es posible que autores hispanos que han ganado premios importantes dentro del mundo de la literatura no puedan estar al alcance de los estudiantes hispanos. No entiendo a qué le tiene miedo el gobierno de Arizona”, comentó Díaz.