Religiosos mantienen su lucha

Los pastores Richard del Río y Salvador Sabino se preparan para protestas
Religiosos mantienen su lucha
Los líderes religiosos de Nueva York se han enfrentado a la prohibición municipal de realizar sus servicios en locales donde funcionan escuelas públicas.
Foto: José Acosta / EDLP

Nueva York.- Ante la decisión municipal que le prohíbe oficiar cultos de oración en escuelas públicas, el pastor Richard del Río -cuya iglesia, Abounding Grace Ministries, funcionaba en la P.S. 24 de Manhattan- consiguió que una iglesia vecina le prestara sus instalaciones por seis semanas, para que sus 150 feligreses no se quedaran sin servicios religiosos.

“Nosotros teníamos tres años y medio en la P.S. 24, pero nuestra iglesia tiene 20 años en Loisaida y nuestro ministerio 30 años, y el desalojo de nuestra sede ha afectado a cerca de 150 feligreses, que somos como una familia, casi todos gentes de los proyectos de vivienda del área”, dijo Del Río. “Si el problema no se resuelve en seis semanas, vamos a llevar nuestra lucha a las calles”, señaló el pastor.

Pero no todos los líderes religiosos de las 60 iglesias afectadas han tenido la suerte que le tocó a Del Río.

Uno de los pastores más afectados por la prohibición municipal es Salvador Sabino, cuya iglesia Heavenly Vision tiene una feligresía de 700 personas en el Alto Manhattan y de 1,100 en El Bronx, debido a lo cual es más difícil conseguir un local lo suficientemente espacioso para el culto.

Con el fin de protestar contra la prohibición, Sabino dijo que este domingo oficiará un culto de oración frente a la escuela pública P.S. 52, en el 650 de Academy, en Manhattan.

“A las 6 p.m. del domingo que viene, vamos a estar adorando a Dios frente a la escuela de Manhattan que nos servía de sede, en protesta contra la prohibición”, dijo Sabino.

Como Del Río y Sabino, decenas de líderes religiosos se preparan para realizar servicios religiosos frente a las oficinas distritales del presidente de la Asamblea Estatal Sheldon Silver y de otros asambleístas, con el objeto de que se apruebe una ley que revoque la decisión municipal.

Ya la semana pasada el Senado Estatal, controlado por los republicanos, votó 52-7 a favor del proyecto de ley S6087, que permite que las organizaciones religiosas usen las escuelas públicas.

Las organizaciones religiosas presentaron una moción en la Corte Federal el pasado 3 de febrero, con el fin de detener el desalojo de las iglesias de las escuelas, sobre la base de “violación de la Primera Enmienda de la Constitución”, una parte de la cual no se ventiló en la primera demanda.

El concejal y pastor evangélico Fernando Cabrera dijo que aunque cuentan con la mayoría de votos en la Asamblea Estatal para aprobar la legislación, Silver dijo que no la pondrá sobre la mesa hasta esperar la decisión de la Corte.

“Nosotros creemos que Silver debe dejar que los asambleístas voten lo antes posible, ya que la mayoría aprueba la revocación de la medida”, dijo Cabrera.

Silver dijo que estaría dispuesto a pasar una versión modificada de la que se aprobó en el Senado.

Los opositores al proyecto de ley afirman que unir al estado con la religión le hace pensar a los jóvenes que las escuelas están afiliadas con las iglesias.

La oficina del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, prometió una reacción la cual no se había producido al cierre.