Seis para Adele

Como se preveía, la noche del Grammy fue de la cantante británica, que se llevó los seis premios a los que estaba postulada
Seis para Adele
Con su disco '21', Adele se llevó el Grammy en las principales categorías.
Foto: AP

En todas las categorías en las que estuvo nominada al Grammy, Adele resultó triunfadora, y con seis gramófonos empató el récord impuesto por la cantante Beyoncé.

La cantante británica, como se preveía, arrasó en la edición número 54 de los premios Grammy entregados anoche por la Academia de la Grabación (NARAS) en el Staples Center, en la que los tributos musicales fueron también protagonistas.

El grupo de rock Foo Fighters le pisó los talones a Adele; ganó cinco gramófonos.

Adele fue reconocida como la Mejor Actuación Solista de Pop y Mejor Video Musical Corto por Someone Like You; también ganó por Canción del Año por Rolling in the Deep, tema que ella compuso con Paul Epworth, y que también fue reconocido como Grabación del Año. Asimismo, obtuvo el premio por Mejor Álbum Vocal de Pop y Álbum del Año por 21.

“Este récord está inspirado en lo que todos hemos vivido: una relación de porquería… Este ha sido el año que más ha cambiado mi vida”, dijo Adele al recibir el sexto y último premio de la noche luego de convertirse en una de las artistas más ovacionadas de la noche.

El premio por Mejor Actuación de Rock se lo llevó Foo Fighters por Walk, al igual que los de Mejor Álbum de Rock, Mejor Canción de Rock, Mejor Actuación de Hard Rock/Metálica y Mejor Video Musical Largo.

“Este premio demuestra que el elemento humano es lo importante… No se trata de escuchar perfecto, se trata de lo que siente aquí [en el corazón] y lo que pasa aquí [en la cabeza]”, dijo Dave Grohl, el vocalista del grupo, tras revelar que el sencillo Walk lo hicieron en su garaje.

El más nominado, Kanye West, obtuvo cuatro de las siete postulaciones a las que aspiraba, pero no estuvo presente. Dentro de estas categorías estuvo la de Mejor Actuación de Rap, que fue para Otis, que compartió con Jay-Z. El resto de los premios televisados fueron el de Mejor Álbum de Country, que fue para Lady Antebellum y el de Mejor Nuevo Artista, que ganó Bon Iver, cuya emoción hizo que prolongara su discurso agradeciendo a una larga lista de personas.

“Me siento honrado que un grupo de personas me quisieron reconocer a mí y a mi equipo”, dijo Iver en la sala de prensa, en la que su teléfono sonó.

“Sí, es mi mamá, estaré hablando con ella pronto”, comentó provocando risas entre los presentes.

En las categorías de música latinas, entregadas en la ceremonia no televisada, no hubo sorpresas. Los ganadores fueron Maná (Mejor Álbum de Música Latina Pop, Rock o Urbana por Drama y luz), Pepe Aguilar (Mejor Álbum de Música Regional Mexicana o Tejana por Bicentenario), Los Tigres del Norte (Mejor Álbum de Banda o Norteño por Los Tigres del Norte and Friends) y el fallecido músico Irael López “Cachao” (Mejor Álbum Tropical Latino por The Last Mambo).

“Haremos todo lo posible para mantener nuestras raíces vivas”, dijo uno de los productores de The Last Mambo al aceptar el único gramófono de música latina que contó con un representante presente para recibir el galardón.

Gustavo Dudamel, director de la Filarmónica de Los Ángeles, también obtuvo un galardón por Mejor Actuación de Orquesta con Brahms: Symphony No. 4 pero tampoco estuvo presente.

“Más que para mí este premio es para la música de México. ¡Viva el mariachi!”, escribió Aguilar en su Twitter.

Los tributos del Grammy, conducidos por el rapero y actor LL Cool J, estuvieron al por mayor. Jennifer Hudson rindió homenaje a la recien fallecida Whitney Houston con una interpretación del hit I Will Always Love You; Maroon 5 y Foster The People hicieron lo propio a The Beach Boys, cuyos integrantes estuvieron presentes; y el cantante de country Glen Campbell también fue honrado por colegas como Blake Shelton, juez del programa de televisión The Voice.

Bruce Springsteen inició la ceremonia transmitida por la cadena CBS cantando We Take Care of Our Own, seguido por Bruno Mars con Runaway Baby y Chris Brown con Turn Up The Music y Beautiful People, en la que brincó de una plataforma con niveles múltiples que se iluminaba de diferentes colores demostrando que sabe bailar. Todo parece indicar que la industria y los organizadores perdonaron a Brown después de que este golpeara a su exnovia Rihanna en el 2009, lo que provocó que ella cancelara su participación musical en la entrega de ese año. Brown regresó ayer al escenario horas después para compartir con el DJ David Guetta y los cantantes Lil Wayne, Foo Fighters y deadmau5, y su disco F.A.M.E. fue reconocido como el Mejor Álbum de R&B.

Jason Aldean y Kelly Clarkson hicieron un dueto con un el tema Don’t You Wanna Stay, previo a la colaboración múltiple de Rihanna y Coldplay. En pareja también subieron al escenario el legendario cantante Tony Bennett y Carrie Underwood, que cantaron It Had To Be You.

Los ganadores Foo Fighters, Taylor Swift y Adele también cantaron en solitario, pero el número más peculiar fue indudablemente el de Nicki Minaj, que presentó un exorcismo como tema central.

Adelantándose al día de los enamorados, Paul McCartney, Diana Krall y Joe Walsh unieron sus voces para interpretar My Valentine.

Para presentar los diferentes segmentos de la noche estuvieron el salsero puertorriqueño Marc Anthony -quien estuvo acompañado por su novia Shannon de Lima-, así como las intérpretes Fergie, Diana Ross, Drake, Reba McEntire, así como la estrella de futbol americano Víctor Cruz, de los Gigantes de Nueva York, quien bailó salsa por unos segundos.