Tévez va por revindicación

El 'Apache' quiere ayudar a Man-City a ganar el título
Tévez va por revindicación
El argentino Carlos Tévez se declara listo para reaparecer en dos semanas, sólo falta que Roberto Mancini le dé otra oportunidad.
Foto: AP

BUENOS AIRES (AP).- El Carlos el “Apache” Tévez dijo ayer que regresará al Manchester City, y que en dos semanas estará en condiciones de jugar para ayudar al club en su objetivo de conquistar su primer título de Liga del futbol inglés en 40 años.

El atacante argentino de 28 años ha permanecido los últimos tres meses en su país natal, a donde viajó sin autorización del club, que lidera la Liga Premier.

Su ausencia acentuó un conflicto con el equipo, que estalló en septiembre cuando se negó a calentar para ingresar a jugar en un partido de la Liga de Campeones de visita al Bayern Munich en Alemania.

“Vuelvo por un tema personal, para dar vuelta a la situación y ganarme otra vez a la gente que se tiró en contra mía después de lo del Bayern, para mí porque fue mal informada”, consideró Tévez en entrevista con la cadena Fox Sports.

El delantero aseguró que está en buena forma física y que si el entrenador italiano Roberto Mancini así lo dispone, “estoy para jugar dentro de dos semanas. Ojalá pueda ayudar al City a que salga campeón”, agregó.

Tévez contó que en su momento Mancini y el club faltaron a la verdad al informar que él se había negado a salir a jugar desde la banca ante el Bayern, cuando en realidad se había molestado porque el entrenador le pidió de mala manera que siguiera calentando.

“Me molestó un poco cuando Mancini echó mano de De Jong para sustituir a Dzeko, perdíamos 2-0 y yo pensé que se trataba de un cambio defensivo, así que decidí dejar de calentar y regresar a la banca”, contó.

“Cuando me senté, Mancini no me vio porque estaba discutiendo con Dzeko. Cuando volteó y vió que ya no estaba calentando te puedes imaginar lo que pasó, me dijo que siguiera calentando y me trató como un perro. Cuando me habló de esa forma, en ese tono de voz, pensé: ‘No voy a calentar'”.

“El club nunca hizo público lo que realmente pasó y por eso me enojé. En la investigación interna se supo que yo me negué a calentar, pero no a jugar. Si el club salía a decir que Mancini mintió, entonces él tenía que dar un paso al costado”, relató Tévez.

Luego de aquel incidente “agarré mis cosas y me vine [a la Argentina] sin avisar al club.Yo estaba afectado por la situación y necesitaba refugiarme con la familia”, agregó.

Tras haber indicado inicialmente que sería “imposible” un retorno de Tévez, la posición del técnico italiano se ha relajado y el domingo, luego del triunfo 1-0 sobre Aston Villa en la Liga, indicó que el delantero podría aportar al City.

Pero Mancini también advirtió que Tévez deberá primero disculparse por su insubordinación, que se estima le ha costado el equivalente de 15.8 millones de dólares en multas o salarios perdidos.

Sobre Mancini, Tévez apuntó que “se equivocó” por hacer públicas sus diferencias. “Los problemas siempre se arreglan en el vestuario y entre nosotros dos”, sostuvo.

Luego que las negociaciones con Milan e Inter de Italia y París Saint-Germain para traspasarlo durante el mercado invernal no prosperaran, Tévez parece proclive a zanjar sus diferencias con el club para jugar en la recta final de la campaña.

“Hemos tenido discusiones muy productivas [y] sensibles en los últimos 10 días… y se ha dado deshielo en las relaciones entre las partes”, dijo Paul McCarthy, uno de los representantes de Tévez en Inglaterra.

“Carlos quiere volver, quiere jugar al futbol otra vez. Roberto Mancini le ha abierto la puerta. Ahora mismo es una cuestión de recuperar su condición física”, añadió.

Con 20 tantos, Tévez fue el máximo goleador de la pasada junto a Dimitar Berbatov, del Manchester United. El City, sin embargo, no le echó de menos, al anotar 64 goles en 25 partidos para ser el equipo más anotador del campeonato.

Sin embargo, el nivel del bosnio Edin Dzeko ha sido irregular en las últimas semanas, lo que podría abrir la puerta a Tévez de cara a los compromisos que quedan en la Premier y la Liga de Europa.

“Es un desafío para mí. Me imagino entrar a la cancha, la tengo que romper. La gente al verme de vuelta con la camiseta va a reaccionar, será duro, lo sé”, adelantó Tévez.