Tres hispanos tras el Distrito 3 de Orange

Tres hispanos tras el Distrito 3 de Orange
El joven Michael Avilés se crio cerca de la Semoran Boulevard.
Foto: Suministrada

Orlando – ¿Quiénes son los candidatos hispanos que se estarán disputando la silla caliente del Distrito 3 del condado Orange en las primarias de agosto?

El Distrito 3, al sureste de Orlando, tiene una población de cerca del 40% latino, en su mayoría puertorriqueños. Hasta la fecha, tres ciudadanos de sangre boricua están registrados oficialmente para la mencionada contienda, de acuerdo con la Oficina del Supervisor de Elecciones de dicho condado.

Uno de ellos es hijo de un pastor evangélico, experto en proyectos de desarrollo con trasfondo empresarial, otro un paralegal de profesión aunque maestro de vocación, y el tercero un estudiante de 29 años con experiencia en administración de restaurantes.

La Prensa conversó con cada uno de ellos para conocer parte de sus ideas, de dónde provienen y la razón que los impulsa a ostentar el puesto que una vez ocupara Mildred Fernández, actualmente aguardando sentencia tras serle imputados cargos de corrupción pública, a los que se declaró sin oposición.

Fue precisamente cuando Fernández se preparaba para impulsar su campaña política, que probablemente la convertiría en la primera alcaldesa boricua del condado, que Peter Vivaldi, comenzó a interesarse en sustituirla.

“Cuando vi la lista de las personas postulándose, dije que era el momento, no porque necesite trabajo, ni por política, sino porque siempre he estado involucrado en la comunidad en actividades cívicas y sociales. Ahí está mi corazón y es mi pasión”, dijo Vivaldi, de 50 años, nacido en Nueva York, pero residente en Orange desde 1978.

Gran parte de su vida la ha dedicado a realizar proyectos de desarrollo y expansión de iglesias en todos los estados y Puerto Rico. Además pertenece a la Junta Directiva del proyecto Hope Now, donde parte de su rol le permite asistir a los estudiantes de bajos recursos.

Del norte, también emigró Reinaldo Vázquez, de 54 años de edad, natural de San Lorenzo, Puerto Rico, pero radicado en Orlando hace más de una década. Vázquez tiene una maestría en justicia criminal de la Universidad de Colorado. Sirve como voluntario de la organización Latino Leadership y además forma parte de la Junta de Directores de la Casa de Puerto Rico.

La vena que lo ha llamado a un escaño público no es nueva para Vázquez. Anteriormente intentó retar al congresista José Serrano de Nueva York.

“Mi deseo es servir, aunque lo he hecho detrás del telón. Lo hago porque este condado carece de liderazgo efectivo”, dijo Vázquez, casado con cuatro hijos y dos nietas. “Este distrito ha sido maltratado políticamente, la democracia ha sido maltratada por las imposiciones que nos han hecho”.

Vázquez se refirió a la reciente designación del joven abogado cubano-americano John Martínez y la de Lui Damiani, su antecesor, ambas realizadas por el gobernador Rick Scott, como reemplazo a Fernández. Damiani está inscrito para esta contienda.

De padre puertorriqueño y madre colombiana, Michael Avilés creció cerca de la Semoran cuando sus padres se divorciaron. “Cada vez que transito por la Semoran veo … que muy poco ha cambiado: veo desamparados, gente desempleada, la juventud expuesta a las drogas y al crimen”.