Varios activistas migrantes luchan en México por diputaciones

Varios activistas migrantes luchan en México por diputaciones
Elvira Arellano
Foto: edlp

MÉXICO, D.F. – Buscan ser voz de los migrantes en la Cámara de Diputados y pelean codo con codo por una curul a través de la listas de representación proporcional o plurinominales porque no hay opción: las anteriores legislaturas no autorizaron el derecho a los mexicanos en el exterior a ser votados.

Los precandidatos migrantes a diputados pretenden que la inercia del voto de su partido los arrastre hasta el escaño donde puedan cambiar las leyes para esa quinta parte de la población que se encuentra fuera del país, principalmente en Estados Unidos y que envía anualmente 25 mil millones de dólares.

Entre ellos se encuentran activistas como Carlos Arango, Greg Rivera y Jorge Mújica, ambos de Chicago y Rosa Marta Zárate, de Los Ángeles, con residencia en Estados Unidos; Elvira Arellano, José Jacques, Rubén Figueroa y María García, viviendo en México. Todos por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Francisco Moreno, Carlos Cifuentes y Jaime Lucero, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Frank de Ávila y Francisco Guzmán, por el Partido Acción Nacional (PAN), y hasta algunos funcionarios que han trabajado el tema como el actual director del Instituto Tamaulipeco de Atención al Migrante, el priista José Carmona.

Pero no la tienen fácil. La lucha por estar en los primeros números de la lista es sumergirse en los lodazales más profundos de la política mexicana.

Durante la LIX Legislatura tanto él como el panista Andrés Bermúdez “El Rey del Tomate” – quien ganó una diputación por voto directo en Zacatecas- lograron sensibilizar el tema: fue hasta esa época, en 2008, cuando se despenalizó la migración en México.

Elvira Arellano, quien reactivó el movimiento santuario en Chicago y después fue deportada a México en donde busca ahora una voz en el congreso, señala que buscaría con leyes responsabilizar al Estado mexicano por la separación de familias, “esas desgracias no son ajenas, son las desgracias del país”.

En el mismo sentido, la fórmula de los precandidatos Arango -Mújica explican la desgracia centroamericana en México como una extensión hacia los sin papeles mexicanos por lo que buscarían revisar la nueva Ley de Migración.

“El Instituto Mexicano de Migracion tiene facultades para impedir la salida de toda persona que no tenga la documentación necesaria para entrar al país que sigue, y esto aplica para mexicanos y no mexicanos”.

La lista de pendientes en el tema es larga y las posibilidades pocas. Según explica el diputado jaliciense priista Humberto López Portillo, quien suplió a Beatriz Paredes en la comisión especial para Migrantes, lograr una curul dependerá de la movilización de los grupos. “Quiero invitar a mis paisanos para que metan presión antes de que se decidan las plurinominales, más o menos en marzo”.