Aún con vida varios programas del LAUSD

Junta escolar pospone hasta el 8 de marzo votación para eliminar varios de ellos

Guía de Regalos

Aún con vida varios programas del LAUSD
Padres, estudiantes y diversas organizaciones levantaron su voz, una vez más, en contra de los millonarios recortes que se han propuesto y que elimimarían varios programas que ofrece el distrito.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Miles de estudiantes y empleados del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) mantienen la esperanza de que sigan con vida los programas de educación para adultos, la educación temprana o de preescolar y los programas de arte que planeaban eliminarse a causa del déficit que enfrenta el distrito. En total son 557 millones de dólares los que se necesitan.

No será hasta el 8 de marzo cuando la junta escolar del LAUSD tome la decisión, de qué hacer con los programas, y que fue pospuesta ayer.

También fue pospuesta la notificación de despido de unos 5,000 empleados del distrito, la mayoría de estos maestros.

“Tenemos 23 días, 2 horas y 26 minutos para buscar un plan de estabilización”, dijo Steve Zimmer, miembro de la junta escolar por el distrito cuarto del LAUSD, en representación del resto de los miembros.

“La junta autoriza al superintendente y a su equipo de trabajo a preparar un plan que le permita negociar con los sindicatos e ir a Sacramento a definir los sacrificios de cooperación para estabilizar las escuelas y evitar las notificaciones de despido masivas”, señaló.

Como parte de esta misma enmienda, la junta escolar autorizó al superintendente del LAUSD, John Deasy a presentar para votación una medida sobre un nuevo gravamen a los angelinos por concepto de impuestos a la propiedad.

El mismo sería de casi 300 dólares al año. Con éste se lograría recaudar unos 220 millones de dólares al año, según Deasy, y se destinarían al fondo de educación, señaló el superintendente. Pero, aún está por decidirse si se pondría a consideración de los votantes en junio o noviembre de este año.

Con estas ganancias se cubriría casi la mitad del déficit presupuestal. “Es muy difícil que esto se logre. No existe un precedente de que algo así se haya logrado. Pero hemos llegado al punto donde tenemos que intentar opciones como esta a nivel local”, indicó Deasy, durante la reunión de la junta escolar, que esta vez tuvo una asistencia inusual.

A la reunión asistieron las alcaldesas de las ciudades de South Gate y Huntington Park, que hablaron fuertemente ante la junta escolar para que desistiera de los recortes. Así como Ana María Quintana, miembro del concejo de la ciudad de Bell. “No sé si el distrito esté listo para un litigio, porque de esa manera es como procederíamos si es que cierra el centro de educación para adultos que aún se encuentra en construcción en Bell”, sostuvo la concejal.

El concejal de los Ángeles por el distrito siete, Richard Alarcón, también se presentó a defender la educación para adultos. “Con la eliminación de programas para adultos estamos disminuyendo la mano de obra calificada y con ello será difícil atraer más negocios a la ciudad. Con eso estamos reduciendo la base de impuestos para Los Ángeles”, denotó Alarcón.

Otro miembro del concejo de la ciudad, Eric Garcetti, representante por el distrito 17, estuvo ahí para demostrar su apoyo al distrito sobre la propuesta de nuevos impuestos.

Así prosiguió la reunión en la que se presentaron variadas razones para evitar los recortes al programa de educación para adultos, que afectaría a unos 350,000 estudiantes. También a la educación temprana que dejaría sin educación preescolar a unos 25,000 niños.

Ante tales amenazas, cientos de personas se manifestaron por varias horas en las afueras de la sede del LAUSD. “Nosotros pagamos nuestros impuestos y merecemos tener la oportunidad de tener educación gratuita para adultos”, dijo Sandra Ferraz, una estudiante de cosmetología del West Valley Occupational Center.

Verónica González, una madre de una pequeña de cuatro años de la escuela preescolar 28th Street, se manifestó con pancarta en mano en contra del posible cierre de la escuela de su hija. “Nosotros somos de bajos recursos, no podemos pagar un centro de cuidado infantil. Yo quiero que mi hija mantenga su escuela “.

Sobre las posibles notificaciones de despido para miles de miembros del sindicato de maestros de Los Ángeles (UTLA), el presidente de este sindicato se manifestó preocupado. “Ya basta de que por cuatro años consecutivos el LAUSD se muestre irresponsable al proponer despidos masivos para luego. Esto corrompe a nuestras escuelas y a nuestra comunidad”, expresó Warren Fletcher, presidente de UTLA.

“Tenemos que trabajar juntos para traer estabilidad”, añadió el líder del sindicato, quien luego de la resolución de la junta se mostró satisfecho con el retraso de esta decisión, ya que eso les permitirá negociar en favor de miles de maestros.