Cae otro maestro por conducta inapropiada

FBI acusa a Alain Salas de contactar a una menor con intención de tener contacto sexual

Guía de Regalos

Cae otro maestro  por conducta inapropiada
Agentes policiacos entran a la preparatoria Fremont, donde el lunes fue arrestado un ayudante de maestro.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Otro maestro del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) fue arrestado por conducta sexual inapropiada, informó el Buró Federal de Investigación (FBI).

Se trata de Alain Salas, de 40 años de edad, quien desde el 2006 era asistente de maestro y entrenador del equipo de softbol femenil de la escuela John C. Fremont High School, pero desde 1996 trabajaba para el LAUSD. Otra de las escuelas en las que estuvo fue la Fairfax Senior High School.

La preparatoria Fremont se encuentra localizada a menos de dos millas de la primaria Miramonte, en la misma zona del Sur Centro de Los Ángeles, la cual recientemente ha estado envuelta en un escándalo por presunto abuso sexual infantil por dos de sus maestros: Mark Berndt y Martin Springer, también acusados de actos lascivos.

El FBI informó que agentes de la unidad especial Sexual Assault Felony Enforcement (SAFE Team) detuvieron a Alain Salas el lunes alrededor de las 3:00 de la tarde en instalaciones del LAUSD.

Lo acusan de violar la sección 288.3 del Código Penal de California que refiere el tener contacto con un menor con la intención de cometer una ofensa sexual.

Presuntamente Salas contactó a una estudiante, de 15 años de edad, a través de Internet con la intención de tener relaciones sexuales.

La unidad SAFE Team que encabeza el FBI está integrada por diferentes corporaciones policíacas y se especializa en investigar delitos sexuales a través de la red.

A Salas lo tenían en la mira desde hace dos meses, cuando se descubrió una comunicación electrónica con la estudiante, la cual insinuaba posibles motivos sexuales.

En declaraciones a una televisora, el superintedente John Deasy confirmó que estaban enterados de la investigación.

“Estamos familiarizados con el hecho de que el FBI ha estado investigando un caso y de que ha arrestado a un individuo”, comentó ayer temprano.

Deasy justificó que el LAUSD cuenta con más de 100 mil empleados, entre choferes, maestros, administrativos y quienes preparan los alimentos y quienes limpian las escuelas.”Algunos tomarán malas decisiones y cuando sabemos de ello, respondemos”, aseguró Deasy.

El LAUSD es el segundo distrito escolar más grande del país con alrededor de 700 mil estudiantes.

La Procuraduría de Distrito de Los Ángeles aún no le ha presentado cargos formales, pero hoy a las 8:30 de la mañana tendrá su primera audiencia en la corte donde se le podría fijar una fianza.

La preparatoria Fremont cuenta con alrededor de 4,500 estudiantes, el 90% de ellos de origen latino, y es considerada una de las peores en rendimiento académico y en deserción escolar.

Por ejemplo, en 2009 se aplicó un examen de matemáticas a 3,226 estudiantes de esa preparatoria y 2,970 lo reprobaron, es decir, el 92%.

Fue por ello que en 2010 el ex superintendente del LAUSD, Ramón Cortines, ordenó una reestructuración para cambiar a todo el personal, incluyendo maestros, consejeros, directivos, administrativos y hasta empleados de mantenimiento.

Esa medida extrema que debió entrar en vigor el 1 de junio de 2010, justificó en ese entonces el exsuperintendente Cortines, era debido a que los estudiantes de la Fremont habían tenido un bajo nivel de aprovechamiento durante los últimos doce años.

Ayer el LAUSD no pudo dar una respuesta a lo sucedido con el plan de reestructuración de Cortines.

Estudiantes entrevistados a las afueras del plantel se mostraron sorprendidos por la noticia porque lo conocían como una persona respetuosa.

“Siempre era muy respetuoso, nunca se pasó de la raya, especialmente al trabajar con jovencitas, sabía sus limites como entrenador”, comentó Tania González.

Otros estudiantes lo calificaron como muy amigable y que solía ayudar a los estudiantes hasta con problemas familiares, pero padres de familia se mostraron preocupados por el nuevo caso.

“Esto ya parece epidemia”, comentó la señora Margarita Ramos. “Y el distrito parece no estar haciendo nada para controlarlo”.