El Universo y Correa se niegan a conciliar

La Corte Nacional de Justicia decidirá si mantienen o revocan la condena contra los directivos del diario

Guía de Regalos

El Universo y Correa se niegan a conciliar
El presidente ecuatoriano Rafael Correa.
Foto: AP / Archivo

Quito.- La audiencia sobre el recurso de casación presentado por el diario ecuatoriano El Universo contra la condena por injurias en un litigio presentado por el presidente del país, Rafael Correa, terminó tras más de trece horas, con la negativa de ambas partes a llegar a una conciliación.

Los tres magistrados de la sala de la Corte Nacional de Justicia encargada del caso se retiraron a deliberar para decidir si mantienen o revocan la condena a tres años de prisión y a un pago de 40 millones de dólares contra los tres principales directivos del diario y el exeditorialista Emilio Palacio.

Antes de concluir la audiencia, Wilson Merino, juez ponente de la sala, preguntó a las partes si era posible que llegaran a un acuerdo extrajudicial.

“No hay conciliación porque el tiempo de caballeros pasó”, respondió Mónica Vargas, en nombre de El Universo.

Por su parte, Correa, presente en la sala durante toda la audiencia, afirmó- “Ante tanta canallada ya no se puede aceptar ninguna disculpa”.

La audiencia duró trece horas y media, de las cuales unas once fueron ocupadas por los abogados de El Universo.

La sesión tuvo lugar un día después de que una magistrada acusara a Gutemberg Vera, uno de los abogados de Correa, de ser el autor del fallo de primera instancia contra el diario, en lugar de Juan Paredes, el juez que lo firmó.

En una declaración ante la Fiscalía divulgada ayer por El Universo, Mónica Encalada, quien estuvo temporalmente a cargo del juzgado que vio el caso, afirmó que Paredes le reveló que Vera escribió la sentencia y que ofrecía dinero al magistrado que se encargara de la causa.

En la audiencia, los abogados de El Universo se centraron en argumentos legales y no abordaron las acusaciones de Encalada, aunque sí lo hizo el letrado Joffre Campaña en una rueda de prensa, en la que declaró que “puede ser el caso de corrupción judicial más grave de Ecuador”.

Vera ha negado las acusaciones de la magistrada y ha dicho que “lógicamente fue coimada” (sobornada), mientras que Correa describió hoy a sus abogados como “valiosos profesionales de la patria”.

“A mí sí me resulta tremendamente sospechoso que la jueza no diga nada cuando supuestamente le proponen una irregularidad, y que lo diga 7 meses después, un día antes de la última audiencia”, afirmó el presidente en una rueda de prensa.

Mientras se realizaba la sesión en el piso octavo de la Corte Nacional, en las inmediaciones algunos partidarios de Correa quemaron copias de El Universo y otros diarios, y cantaron consignas contra la prensa “corrupta”.

Ese grupo propinó además golpes y patadas a algunos periodistas que cubrían la concentración, y también protagonizaron un altercado con detractores del Gobierno congregados en los alrededores del tribunal.

Si el dictamen le es negativo, el diario puede presentar un recurso ante la Corte Constitucional, pero Mauricio Guim, uno de sus abogados, dijo hoy que era improbable que lo haga, por su falta de confianza en la imparcialidad de ese tribunal.

Los letrados han adelantado que llevarán el caso al sistema interamericano de derechos humanos “y allí las peleas son en serio”, pues las cortes internacionales “fallan en derecho”, según dijo Campaña.

La audiencia se inició con la exposición del letrado Xavier Zavala, en representación de la compañía editora del rotativo, quien calificó el fallo de condena como “un hazmerreír internacional”.

Emilio Romero, otro de los abogados de El Universo arguyó, por su parte, que el derecho internacional prohíbe restringir la libertad de expresión “por métodos indirectos”, que es lo que a su juicio intenta Correa con la demanda.

En cambio, Alambert Vera, hijo de Gutemberg Vera y también abogado de Correa, afirmó que con este caso “se rompen las cadenas” con las que algunos dueños de medios de comunicación tenían “secuestrada” a la libertad de expresión.

El caso de El Universo ha generado críticas de asociaciones de derechos humanos y de prensa de todo el mundo, que han alertado que supone una amenaza para la libertad de expresión en Ecuador.

En cambio, Correa dijo hoy que lucha “la verdadera libertad de expresión, que no es calumniar”. EFE