Es un hombre feliz Joan Sebastian

Joan Sebastian se ve fuerte, tranquilo, reconciliado con la vida. En su semblante no hay rastro ni de enfermedad -le dectaron cáncer en 1999- ni del inmenso dolor que sufrió por el asesinato de sus hijos -2006 y 2010-.

Guía de Regalos

Es un hombre feliz Joan Sebastian
Joan Sebastian bautizó las dos guitarras personalizadas, que presentó el martes, con los nombres de Soñador y Triunfadora.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Joan Sebastian se ve fuerte, tranquilo, reconciliado con la vida. En su semblante no hay rastro ni de enfermedad -le dectaron cáncer en 1999- ni del inmenso dolor que sufrió por el asesinato de sus hijos -2006 y 2010-.

“Soy un hombre feliz, con mucha fe, mucho amor y mucha suerte”, asegura.

Aunque no habla a profundidad de ello, sí menciona esos episodios porque dice, forman parte de su vida, de sus sufrimientos y alegrías.

Y eso ha quedado sellado en el instrumento musical del que nunca se separa: la guitarra.

El martes, el llamado Rey del Jaripeo, como también le llaman al músico mexicano, anunció el lanzamiento al mercado de dos guitarras acústicas a las que bautizó como Soñador y Triunfadora.

Gibson-Epiphone, una de las compañías de instrumentos musicales con más tradición en este país, le propuso a Sebastian -quien a lo largo de su carrera ha usado guitarras de esta marca-, construir y diseñar una guitarra personalizada.

Joan Sebastian es el primer artista latino que tiene una guitarra con las directrices personales de la marca Gibson-Epiphone. Este privilegio se lo han otorgado a pocos artistas, entre ellos Elvis Presley, John Lennon, Paul McCartney y el rockero Slash.

Entrevistado después de que tuviera lugar de una conferencia en las oficinas de Gibson en Benerly Hills, y miestras hacía unos rasgueos en Triunfadora, Sebastian comentó que al conceptualizar la propuesta, en lo primero que pensó fue en su etapa de juventud, cuando su padre le regaló su primer guitarra.

“Cuando me hablaron que esto era una realidad, me acordé de mi padre”, expresó el intérprete de Te irá

mejor sin mí. “Él me regaló la primera guitarra y sentí [con este proyecto] la satisfacción de decirle a mi padre -que ya no está físicamente conmigo-, que valió la pena el sacrificio de haberme comprado mi guitarra, porque en ese momento era realmente un sacrificio gastar un dinerito extra para comprarle la guitarra al soñador este”.

Sebastian explicó que por esa razón se realizaron dos guitarras.

Una -Soñador< será a un costo más accesible al público. "Le llamé así en honor a tantos y tantas, y para que los que comienzan la puedan adquirir sin mayor sacrificio".

La otra -Triunfadora— es más costosa. “Hace uno tanto alarde de los triunfos, de la buena cosecha que me han otorgdo a través de la vida y de mi carrera. Sería un pecado no reconocer que mi carrera la han hecho ustedes triunfadora”.

Las dos traen la simbología que, según el cantautor ganador de varios premios Grammy, han regido su vida. “Son los tres símbolos que desde joven he dibujado y han estado comigo: una cruz, mi fe; un corazón, el amor y una herradura, la suerte”.

“Pero Triunfadora trae más de mí”, explica el cantante. “Tiene 13 corazones que son los grandes amores de mi vida. Ocho de mis hijos y cinco de las mamás de ellos, que han sido maravillosos amores que la vida me dio”.

Esta última además, lleva en el diapasón diez cruces, que son las personas cercanas a él que han muerto, entre ellas obviamente sus hijos Trigo de Jesús y Juan Sebastián.

Las guitarras están construidas con un sistema de micrófonos internos para captar el sonido que al ser procesado por amplificadores no pierde la naturalidad del tono acústico y un afinador, que permite afinar rápidamente las cuerdas.

Sebastian comenta que la guitarra es el instrumento musical que más aprecia.

“Mi guitarra es la amante que soportó todo, la que nunca se fue, la que mejores consejos me dio, la que no se espantó de mis lágrimas y ni se quedó muda ante mis alegrías. Mi guitarra es… mi guitarra”, expresó el Poeta de Juliantla.