Preparan demandas colectivas contra plantas de carbón en Chicago

Residentes exigen compensación económica por contaminar sus viviendas

Guía de Regalos

Preparan demandas colectivas contra plantas de carbón en Chicago
Llenan formularios para participar en demanda colectiva.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- Cansados de participar en reuniones sin éxito por más de 20 años para tratar de frenar la contaminación en su vecindario producida por las plantas de carbón, residentes de Pilsen han decidido tomar el toro por las astas y sumarse a una demanda colectiva a manera de exigir sus derechos.

En una sesión comunitaria realizada recientemente en Casa Aztlán se reunieron 25 personas y a su vez se hicieron presentes abogados del despacho Jáuregui y Asociados para discutir la demanda legal contra la compañía Midwest Generation que opera las plantas generadoras de electricidad a base de carbón Fisk y Crawford.

Conforme a datos del censo de 2010, en el vecindario de Pilsen viven unas 43,000 personas. Y lo que estos abogados buscan es conseguir que 100 o más personas de Pilsen y La Villita se sumen a dicha demanda.

“El propósito de la demanda es tratar de obtener compensación económica porque todo residente ya sea propietario o inquilino en el área afectada por la contaminación tiene derecho a gozar de su propiedad”, dijo a La Raza el abogado Arturo Jáuregui.

Según Jáuregui, los dueños de las plantas saben que existe tecnología para reducir la contaminación del medio ambiente, pero no hacen nada por solucionar el problema porque es muy costoso.

“Hay una demanda que esta archivada en la corte del Condado de Cook contra Midwest Generation, esta compañía tiene que contestar las alegaciones que se le han interpuesto por un lapso de 30 días”, enfatizó.

Aparte de la cuestión económica, también se encuentran los daños causados a la salud por estos contaminantes y un ejemplo de ello lo señala un estudio de 2002 realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard que hace referencia a los casos de asma y su relación con la contaminación de las plantas de carbón.

Un caso no asilado es el de Juan Tajonar, quien trabajó por siete años en una fábrica de madera en el vecindario de Pilsen. Tajonar contó a La Raza que cada vez que salía de trabajar y llegaba a su casa a cambiarse de ropa siempre encontraba residuos de hollín en su ropa.

“La contaminación era notoria, la madera se ensuciaba todo el tiempo y hasta la nariz se me llenaba de hollín, es que la planta Crawford estaba al frente de mi trabajo. A un compañero le encontraron manchas negras en sus pulmones, pienso que es por la contaminación”, testificó Tajonar.

Recientemente la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos ( EPA por su siglas en inglés) señaló que la planta Fisk es la número 11 y Crawford es la séptima con los contaminantes más serios en todo el país.

TOMARÁN MEDIDAS

En 2009 la EPA colocó 19 monitores de aire en el estado de Illinois. Pese a todos los esfuerzos, el año pasado se encontró en las pruebas de contaminación altos niveles de plomo en el vecindario de Pilsen.

Para Jerry Mead-Lucero, organizador comunitario de la organización ecologista PERRO, en la distribución que hicieron de estos monitores no estaba considerado originalmente el barrio de Pilsen. Sin embargo, por presión de los residentes y de agencias ambientalistas, la Escuela Primaria Manuel Pérez Jr., y la Escuela Secundaria Benito Juárez cuentan actualmente con estos aparatos, los cuales son monitoreados todo el tiempo.

“En años previos los dueños de las plantas se manifestaron diciendo que iban a poner árboles al frente de sus propiedades, esto no es la solución al conflicto”, enfatizó el activista.

Lina Younes, vocera de la EPA, dijo en una pasada entrevista con La Raza que las compañías tendrán un plazo de tres o cuatro años para poder implementar el uso de tecnología que le permita reducir las emisiones de contaminantes en el aire y de no ser así se tomarán las medidas necesarias a través de multas o acciones legales.

Para participar en la demanda deberá llamar al (312) 781-9103.