Acuerdo para la evaluación de maestros

El resultado escolar de los alumnos supondrá un 40% de la nota evaluatoria total

Acuerdo para la evaluación de maestros
Foto: Catalina Jaramillo / EDLP / Archivo

NUEVA YORK – En el último día fijado para ello, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el sindicato de maestros han llegado a un acuerdo sobre la forma de evaluar al profesorado, lo que supone asegurar para el estado neoyorquino millones de dólares en fondos federales de educación que estaban en peligro.

Tras varias semanas de negociaciones, la Federación Unida de Maestros (UFT) y el Departamento de Educación alcanzaron un acuerdo a las 5:30 a.m. de ayer, después de que el gobernador Andrew Cuomo interviniera fijando esa fecha límite para que limaran sus diferencias y fijar un sistema de evaluación al profesorado que funcione a nivel estatal.

El gremio de profesores y la ciudad divergían en el mecanismo del proceso de apelación para los maestros que recibiesen malas calificaciones. Con el acuerdo alcanzado, el resultado escolar de los alumnos supondrá un 40% sobre la nota de evaluación total de cada profesor.

El 60% restante, que dependerá más de criterios subjetivos, vendrá en su mayor parte de la observación de los métodos del profesor que hará personal administrativo cualificado.

“No ha sido fácil, obviamente, llegar a este punto, pero como he dicho en repetidas ocasiones, siempre he sido optimista de que llegaríamos a un acuerdo”, declaró ayer Bloomberg tras hacerse público el entendimiento. “La unión de profesores quiere que haya profesores eficaces en la aulas para ayudar a nuestros hijos, que es lo mismo que quiere la ciudad”, agregó.

Bloomberg quiso volver a aclarar las razones que llevaron a la ciudad a endurecer su postura frente al sindicato de profesores.

“Dejé claro que nuestros hijos no podían seguir tolerando tener profesores ineficientes en las aulas y que era de gran importancia poder evaluarlos con justicia y rapidez”, dijo el alcalde. “(El acuerdo) es una muy buena noticia para los 1.1 millones de niños escolarizados en la ciudad de Nueva York y también para las generaciones de estudiantes que vendrán”, puntualizó.

Cuomo recibió el agradecimiento de Bloomberg por su mediación, así como las felicitaciones del defensor del pueblo, Bill de Blasio, quien considera al gobernador como el verdadero artífice del acuerdo y censura la actuación de la ciudad en las negociaciones.

“Una vez más, tenemos pruebas de que el diálogo y la negociación de buena fe ofrecen mucho más de lo que la postura y las amenazas jamás podrían”, dijo De Blasio en un comunicado. “Este acuerdo elimina la justificación errónea que la administración del alcalde Bloomberg ha usado para cerrar 33 escuelas y despedir a la mitad de sus maestros- un plan con la intención de amenaza para exprimir concesiones de la UFT”, añadió.

El canciller del consejo de regentes del estado de Nueva York, Merryl H. Tisch, también mostró su satisfacción por el acuerdo alcanzado, aunque precisó que aún hay camino por andar para mejorar la educación en Nueva York.

“Este acuerdo supone una importante mejora sobre la ley de evaluación aprobada en 2010”, dijo Tisch. “Pero nuestro trabajo no está terminado… el mejor día llegará cuando implementemos las reforma propuesta por los regentes y nos aseguremos que todos nuestros estudiantes reciban la educación que necesitan para tener éxito en la universidad y en sus carreras”.