Cuando ellos no duran ni un minuto

La eyaculación precoz puede causar muchos problemas en las relaciones de parejas

La eyaculación precoz es un problema   que no sólo  causa frustración en el hombre que la padece sino también en  sus parejas.
La eyaculación precoz es un problema que no sólo causa frustración en el hombre que la padece sino también en sus parejas.
Foto: thinkstock

Nueva York – Aunque la disfunción eréctil o impotencia es el problema sexual más común entre los hombres, muchos también sufren de eyaculación precoz, un trastorno que causa frustración no sólo para ellos sino también para sus parejas.

La eyaculación precoz ocurre típicamente cuando el hombre se excita tanto que llega al orgasmo en los primeros 30 o 60 segundos de haber comenzado el coito o acto sexual. Algunos, incluso, eyaculan sin haber penetrado a su pareja.

“Los pacientes con eyaculación precoz caen en dos categorías: los que eyaculan antes de comenzar el coito y los que eyaculan en menos del primer minuto”, explica el doctor Deepak A. Kappor, presidente del Centro de Urología Avanzada de Nueva York.

“Muchos hombres piensan que sufren eyaculación precoz porque antes, cuando tenían 20 años, podían aguantar toda la noche y ahora, que tienen 40, sólo pueden tener sexo por 10 minutos. Pero eso es algo casi normal”, explica Kappor.

El urólogo asegura que el gran problema con la eyaculación precoz es que la mayoría de los hombres no entienden exactamente de qué se trata, a diferencia de la disfunción eréctil que es más conocida.

“La eyaculación precoz es muy diferente a la disfunción eréctil. Esta casi siempre tiene una causa orgánica, mientras que en la eyaculación precoz el problema es casi siempre psicológico y no físico”, aclara el especialista.

Además, mientras que la disfunción eréctil se ve principalmente en hombres de edad avanzada, la eyaculación precoz ocurre más que todo en hombres jóvenes.

Si un hombre tiene problemas con la erección -indica el urólogo-, casi siempre se pueden identificar las causas y atacarlas médicamente, pero con la eyaculación precoz por lo general el hombre necesita resolver el problema a través de terapia.

“El tratamiento más importante es la consejería sexual. El paciente debe ir al terapista para determinar por qué está teniendo este problema y tratar de resolverlo, con el fin de ser capaz de satisfacer a su pareja cuando le toca actuar”, señala el doctor Kappor.

También, en la actualidad, los urólogos están tratando a los hombres con eyaculación precoz mediante el uso de medicinas llamadas SSRI, un tipo de drogas dentro de la clase de antidepresivos.

“Se usan para tratar la depresión, pero uno de los efectos secundarios de estas medicinas es que retrasan la eyaculación. Las dos que usamos más comúnmente son Paxil y Zoloft y ambas están disponibles genéricamente”, informa el médico.

De acuerdo a la experiencia que tiene con sus pacientes, el doctor Kappor asegura que los hombres de la comunidad latina, a diferencia de los blancos, son muy machistas y sienten vergüenza de discutir sus asuntos íntimos.

Por ello – indica Kappor-, los urólogos deben ser más sensibles a la hora de hablar con pacientes latinos para motivarlos a discutir sus problemas.

“Los hombres latinos vienen a las consultas y dicen: ‘tengo un problema al orinar’, o con cualquier otra excusa que no es realmente un problema, y luego, después de un rato dicen: ‘por cierto doctor, me está pasando esto'”, cuenta el especialista.

“Lo que tienes que hacer como médico cuando un hombre viene a la cita es no esperar por ellos para que te digan cuál es su problema. Tienes que preguntarles ‘¿cómo están tus erecciones? ¿Estás feliz con tu vida sexual? Esto los ayuda a hablar más abiertamente”, sugiere Kappor.

Otro consejo del experto es educar a los hombres para que corrijan sus expectativas sobre el sexo, porque la mayoría tiene expectativas poco realistas

“Especialmente ahora cuando hay tanta sexualidad en televisión, y hay tanta disponibilidad de contenido para adultos en la internet, los hombres ven esas películas y se preguntan ¿por qué no puedo actuar así?, cuando eso no es muy realista”, dice el doctor.

Para prevenir la eyaculación precoz y otros problemas sexuales como la disfunción eréctil, el doctor Kappor aconseja a todos los hombres mayores de 50 años realizarse un chequeo con un urólogo por lo menos una vez al año, aunque no tengan síntomas. Aquellos con historia familiar de enfermedades urológicas deben comenzar a chequearse a los 40 años.

pedro.frisneda@eldiariony.com