General juzgado por once masacres pide amnistía

Guatemala/EFE – El general (r) golpista José Efraín Ríos Montt (1982-1983), quien es juzgado por once masacres en Guatemala, ha pedido el beneficio de una amnistía que se decretó en 1986 con el fin de que se cierre su proceso judicial, informa hoy la prensa local.

Los abogados del militar retirado, Francisco Palomo y Luis Rosales, pidieron al Juzgado Primero de Mayor Riesgo que el proceso por genocidio y deberes contra la humanidad que se le imputa a Ríos Montt sea archivado.

El argumento de los juristas es el decreto de amnistía 8-86 publicado el 10 de enero de 1986 que señala que no podrá entablarse ni seguirse acción penal de ninguna especie contra autores y cómplices de tales delitos ni a los encubridores, refiere el diario Prensa Libre.

El pasado 26 de enero Ríos Montt fue sentado en el banquillo de los acusados por al menos once masacres durante su régimen de facto que le imputa la Fiscalía de Derechos Humanos.

Ese día, la jueza Carol Patricia Flores le dictó arresto domiciliar al ex jefe de estado de facto y el pago de una fianza de más de 64.400 dólares.

La jueza deberá resolver la petición de Ríos Montt la próxima semana.

Sin embargo, el abogado Edgar Pérez, de la Asociación Justicia y Reconciliación (AJR), querellante en el proceso contra el militar retirado, confía en que se le niegue la solicitud a Ríos Montt.

Según Pérez, es contradictorio que el exjefe de estado de facto pida beneficiarse de la amnistía, pues siempre ha dicho que está dispuesto a colaborar con la justicia para que se esclarezcan los delitos que se le imputan.

El decreto 8-86 fue firmado por el general golpista Oscar Mejía Víctores (1983-1986), a quien también se le archivó el año pasado un proceso por genocidio debido a que el tribunal lo declaró incapaz de afrontar un juicio penal por un derrame cerebral.