Crece pobreza de hispanos que viven en Pensilvania

READING – Aunque Reading se hunde más en la pobreza, los hispanos siguen viniendo de a montones.

A pesar de que la tasa de pobreza es mayor entre los latinos que viven en esta ciudad del sureste de Pensilvania es mucho mayor, ellos no creen ser la causa de que haya aumentado aquí la pobreza.

Después de todo, dicen, el número de viviendas que son propiedad de hispanos Reading aumentó 93% del 2000 al 2010, de acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos. Además, las inversiones inmobiliarias de este grupo en los suburbios de Reading aumentaron 178% en el mismo periodo.

“Esto demuestra que el sueño estadounidense se está volviendo realidad para ellos”, dijo Marcelino Colón, director de desarrollo comunitario para la organización United Way en el condado Berks.

Para muchos propietarios latinos alcanzar la relativa prosperidad fue sólo cuestión de tiempo, explicó Michael Toledo, director ejecutivo del Centro Hispano Daniel Torres.

“Toma tres o cuatro generaciones ir a de la pobreza a tener profesionales”, agregó.

El número de viviendas ocupadas o habitadas por hispanos en Reading aumentó de 2,725 a 5,255 del año 2000 al 2010.

Mariela Jurado y su esposo, Héctor Morales, son dos de los 2,530 latinos que poseen viviendas y que contribuyeron al incremento. Hace dos años compraron una casa en la calle Lehigh.

Decidieron comprar después de rentar en la ciudad desde 2007 porque sería una buena inversión y su hipoteca es casi igual a lo que pagaban mensualmente de alquiler.

“Por 100 o 200 dólares más teníamos un espacio más amplio, un patio y una inversión en lugar de simplemente darle el dinero a otro”, explicó Jurado.

Alrededor de la web