Fiscal: incendio en la cárcel fue accidental

El incendio que se registró hace más de una semana en una cárcel del centro de Honduras y que causó la muerte de al menos 359 personas "fue un acto meramente accidental y no inducido por mano criminal", afirmó ayer el fiscal general del Estado, Luis Rubí.
Fiscal: incendio en la cárcel fue accidental
Médicos forenses continúan en la labor de identificación de los fallecidos en el incendio de la cárcel de Comayagua.
Foto: Gustavo Amador / EFE

Tegucigalpa/EFE – El incendio que se registró hace más de una semana en una cárcel del centro de Honduras y que causó la muerte de al menos 359 personas “fue un acto meramente accidental y no inducido por mano criminal”, afirmó ayer el fiscal general del Estado, Luis Rubí.

El alto funcionario hondureño dijo que, según la información preliminar que ha recibido hasta ayer, se descarta que el siniestro se haya producido por un cortocircuito o el uso de gasolina, como extraoficialmente ha trascendido en algunos medios locales que citan a presuntos reos prófugos no identificados.

En una entrevista con la televisión local, el fiscal General indicó que ninguna de las más de 200 autopsias practicadas hasta este martes reveló heridas de bala en las víctimas, lo que contraría otras versiones recogidas por la prensa local según las cuales guardias de la Granja Penal de Comayagua habrían disparado contra los reos durante el siniestro.

Señaló que esas primeras conclusiones se desprenden de la investigación que realizan el Ministerio Público de Honduras y un grupo de expertos de la Agencia de Estados Unidos de Tabaco, Armas y Explosivos (ATF, por su sigla en inglés), que llegó al país centroamericano dos días después del siniestro por pedido del Gobierno del presidente Porfirio Lobo.