¡Que viva la margarita!

Aunque muchos no lo saben, el popular trago hecho a base de tequila tiene su día cada 22 de febrero en los Estados Unidos
¡Que viva la margarita!
Foto: thinkstock

Nueva York – Con sal o sin ella, en las rocas, granizada o sola, tradicional o de frutas, de cualquier manera todos hemos disfrutado de su delicioso sabor en más de una oportunidad, ya que sin lugar a dudas la margarita es uno de esos tragos que se ha ganado un sitial de honor en el variado mundo de los cócteles.

Tal es la popularidad de la famosa bebida hecha a base de tequila, que en los Estados Unidos cada 22 de febrero, por más gracioso que parezca, se celebra el Día Nacional de la Margarita. A este trago se le atribuye la introducción del tequila al mercado americano, lo que se cree fue la razón para dedicarle un día.

Por tal, hoy nos queremos unir a la celebración y ofrecer un poco de la historia detrás de esta sabrosa mezcla, así como algunos trucos que lo ayudarán a convertirse en un experto de su preparación.

No es fácil establecer el origen de esta bebida porque en nuestra búsqueda nos encontramos con muchas versiones y personas que se adjudican su creación y nombre.

A continuación le presentamos algunas de las historias (o leyendas) más repetidas en torno al nacimiento de la margarita:

Puebla, México-1936: El gerente del Hotel Crespo, Danny Negrete, decidió crear una bebida para su novia, a quien le gustaba tanto la sal que la tomaba con todo lo que bebía. Un día, Danny puso sal en el borde de su copa, combinó tequila, cointreau y jugo de limón. Agitó el brebaje y luego le llenó la copa a su novia, con la primera margarita jamás preparada.

Rosarito, México-1938: Una corista de nombre Marjorie King, que frecuentaba el bar Rancho La Gloria y a quien le gustaba beber, era alérgica a todos los destilados, excepto al tequila. Un día le preguntó al dueño, Danny Herrera, si podría inventar otra manera de servirlo. Herrera, improvisando, mezcló una media de tequila blanco con jugo de limón, hielo picado y triple sec, lo coronó con sal y lo llamó “Margarita” en honor a la corista.

Ciudad Juárez, México-1942: Durante la celebración del 4 de Julio una clienta pidió a Pancho Morales, cantinero de Tommy´s Place, que le preparara una “Magnolia”. Morales había oído sobre la bebida, sabía que llevaba algo de cointreau y decidió agregarle algo de su tequila favorito.

Acapulco, México-1948: Margarita Sames ofrecía una fiesta en su hacienda, al lado de un acantilado en Acapulco. Entre sus invitados figuraba Nicky Hilton, heredero de los Hoteles Hilton. Buscando algo para alegrar la fiesta en ese día caluroso, Margarita se puso a experimentar en el bar y se le ocurrió aligerar la fuerza del tequila, agregándole el triple seco y jugo de limón fresco en una coctelera con hielo y sirviéndola en copas cocteleras con sal.

Beverly Hills, California-en los años 50: Un distribuidor local de bebidas espirituosas estaba contento, más un tanto sorprendido, al darse cuenta que estaba vendiendo caja tras caja de tequila José Cuervo al legendario Restaurante Tail O’ the Cock en Beverly Hills. Investigó y encontró que una bebida con base en tequila llamada Margarita, se había convertido en la bebida de preferencia.

Sea cual sea la verdadera historia, le agradecemos a su creador (cualquiera que éste sea) la maravillosa y refrescante mezcla de licores y jugos por la que hoy brindamos. ¡Que viva la margarita!

Con información de varias fuentes.