José Molina lucha por la titularidad

José Molina lucha por la titularidad
José Molina espera su turno al bate en los entrenamientos de los Rays.
Foto: AP / David Goldman

SAINT PETERSBURG, Florida – Tras una carrera como suplente en que ha ganado dos Series Mundiales, el puertorriqueño José Molina está entusiasmado este año por tener la oportunidad de ser el catcher habitual de los Rays de Tampa Bay.

Es decir, lo más habitual que se puede ser cuando uno tiene 36 años.

Hermano de otros dos ganadores de dos campeonatos, Bengie y Yadier, José se sumó a los Rays este receso. El piloto Joe Maddon espera que, si se mantiene saludable, sea titular en unos 80 a 90 partidos y ayude a los Rays a lograr su cuarto boleto a playoffs en cinco temporadas.

El boricua dice que se está preparando como si fuera a estar en los 162 encuentros, aunque nunca en su carrera con los Cachorros, Angelinos, Yankees y Azulejos ha jugado más de 100.

“Estoy listo para ser catcher en 162 cada año, no sólo éste. Todos los años. Porque nunca sabes. Si el titular se lesiona, tienes que entrar listo para hacer tu trabajo”, dijo Molina al iniciar la pretemporada de pitchers y catchers de Tampa Bay.

Conocido más por su defensa que por su poder, Molina inició 44 partidos el año pasado como reemplazo del novato de Toronto J.P. Arencibia. Bateó de .281, el mejor promedio de su carrera, con tres jonrones y 15 remolcadas.

Los últimos cuatro años, ha sido el receptor al que menos bases le roban, ya que ponchó a 62 de 170 corredores (36.5).

Esto atrajo a los Rays, que ya tienen una de las mejores defensas de las mayores. Tampa Bay decidió el año pasado no usar su opción de 3.2 millones de dólares para retener al titular Kelly Shoppach y traspasó a John Jaso a los Marineros de Seattle.

Molina, campeón con los Angelinos en 2002 y los Yankees en 2009, firmó un contrato de un año por 1.8 millones. Los venezolanos José Lobaton y Robinson Chirinos, que suman 42 partidos en las mayores, compiten por ser su reemplazo.

GLENDALE, Arizona/AP – El relevista venezolano Ronald Belisario reveló que no jugó la temporada pasada en Grandes Ligas porque arrojó positivo a cocaína en un control antidopaje.

Belisario dijo ayer que sólo utilizó cocaína una vez.

Sin embargo, señaló que no recuerda cuándo lo hizo o cuándo arrojó positivo a cocaína.