Piden frenar ayuda entre policías escolares y ‘La Migra’

DENVER/efe – Una joven dirigente hispana denunció que existen nuevos casos de cooperación entre policías escolares y agentes de inmigración en tres condados de Colorado, por lo que pidió la ayuda de los legisladores estatales para poner fin a esa situación.

Anahí Araiza, 18, alumna de décimo segundo grado en la escuela preparatoria Basalt y dirigente de la Asociación de Jóvenes Unidos en Acción (AJUA), dijo que desde que se detectó en septiembre de 2011 la posible cooperación entre un policía Carbondale y agentes migratorios, otros casos fueron detectados en esa localidad y zonas aledañas.

Araiza mencionó específicamente los condados Garfield, Pitkin y Montorose.

Araiza afirmó que permitir esa cooperación “no es correcto”, y sostuvo que AJUA cuenta con suficientes testimonios de estudiantes y de sus familias como para convalidar las denuncias.

Araiza se refirió así, aunque sin mencionarlo por nombre, al caso del oficial Álvaro Agon, del Departamento de Policía de Carbondale. Agon trabajó en esa repartición desde 2008 hasta principios de este año, sin que se haya revelado la fecha o las razones de su alejamiento.

Agon, nacido en Colombia, se desempeñaba como “oficial recursos en escuelas”, pero, según denunció AJUA, usaba esa posición para obtener información que luego compartía con la delegación local del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés).

El 11 de noviembre pasado, Araiza fue una de las dos estudiantes que se presentó ante la mesa directiva del Distrito Escolar Roaring Fork para pedir que se las autoridades escolares prohíban la cooperación entre policías de escuelas y agentes de ICE.

El pasado 10 de febrero, la mesa directiva de Roaring Fork informó que estaba dispuesta a modificar su relación con la policía local para asegurarse que los “oficiales de recursos” no participarían en operativos de inmigración.