Una mano para ser ciudadanos

Edwin Rosas, dominicano de 45 años, esperó 13 de sus 18 años en el país para solicitar la ciudadanía estadounidense.

Una mano para ser ciudadanos
Edwin Rosas esperó 13 años para optar por la ciudadanía estadounidense.
Foto: Carolina Ledezma / EDLP

Nueva York – Edwin Rosas, dominicano de 45 años, esperó 13 de sus 18 años en el país para solicitar la ciudadanía estadounidense.

Ayer, Rosas fue uno de las 112 personas que acudió a la actividad “Ya es hora ¡Ciudadanía!”, en la escuela IS 52 de Washington Heights, donde abogados y voluntarios entrenados en temas de inmigración les ayudaron a completar sus solicitudes para convertirse en ciudadanos de Estados Unidos.

“Una de mis motivaciones es votar, pero también quisiera poder trabajar para el Estado”, dijo Rosas.

Dominicanos, ecuatorianos, colombianos y panameños hablaban de lo importante que es para ellos algún día escoger a sus gobernantes en este año electoral, lo que según Julissa Gutiérrez, del Fondo Educacional NALEO, podrán hacer si sus solicitudes son aprobadas en unos cinco meses.

NALEO es parte de una coalición de organizaciones civiles que ofrecen asistencia técnica para la ciudadanía, de la que forman parte el concejal Ydanis Rodríguez y el senador estatal Adriano Espaillat, quienes estuvieron en el evento. Sólo este año en la ciudad ese grupo ha apoyado a más de 500 personas en talleres como éste y en sus oficinas.

Para Modesta Mendoza, de 45, esta será una segunda oportunidad. En 2003 no aprobó el examen porque su inglés era deficiente. Ahora dice que se preparará mucho mejor. “Cuando ya te haces mayor y tienes un hijo quieres una estabilidad”, asegura esta dominicana que llegó en el año 1986 y que ahora quisiera traerse a su madre y a dos hermanos.

Marina Meléndez, quien lleva 23 de sus 57 años en Manhattan, tiene una preocupación distinta. Con una hija de 24 con síndrome de down, su sueño es garantizarle una vida segura y menos complicada.

“A mi hija le negaron la ciudadanía porque su padre la pidió y ella no vive con él”, recuerda, pero ella confía en que esta vez la suerte estará de su lado.