Republicanos se acusan

WASHINGTON/AP – Los dos principales contendientes para la candidatura presidencial republicana se acusan mutuamente de beneficiarse del apoyo de votantes demócratas en estados que permiten que cualquiera participe en elecciones primarias. Y ambos están en lo correcto.

Tanto Mitt Romney como Rick Santorum han trabajado para atraer a votantes independientes y a demócratas conservadores. Aunque sus simpatizantes republicanos podrían desaprobarlo, es una táctica que reconoce la clase de atractivo generalizado que cualquiera que sea el candidato necesitará en noviembre para vencer al presidente Barack Obama.

En la contienda republicana, los candidatos luchan para conseguir los delegados necesarios para asegurar la candidatura.

Pero el enfoque varía de estado a estado, ya que algunos permiten votar a demócratas e independientes, mientras que otros restringen la participación a republicanos registrados.

Las asambleas partidistas en Washington están abiertas a votantes de cualquier partido.