La corrupción salpica a empresa Pemex

Periodista urge al próximo presidente de México poner orden en el organismo

La corrupción salpica a empresa Pemex
La terminal de almacenamiento de PEMEX está localizada en Rosario, México.
Foto: ap

México/EFE – El futuro presidente de México, que saldrá de las elecciones del próximo 1 de julio, tendrá como uno de sus grandes retos el de “poner orden en la parte administrativa de Petróleos Mexicanos (Pemex)” y tratar de erradicar la corrupción que hay en la compañía, declaró la periodista Ana Lilia Pérez.

“Es un verdadero reto para la siguiente Administración, porque en este país todo se maneja de manera sexenal. Que pongan orden a la parte administrativa de Pemex. Creo que ahí se ubica el reto inmediato”, detalló Pérez.

La empresa pública mexicana, la mayor de América Latina, registró una pérdida neta de 6,500 millones de dólares en 2011, un 103% superior a la de 2010, en parte por la fluctuación en el tipo de cambio registrada en 2011, pero también por los altos impuestos que debe pagar al Estado.

Además de esas causas Pérez explicó que hay un conjunto de pérdidas estimadas pero no cuantificadas que derivan del robo de hidrocarburos y de casos de corrupción que han ocurrido en los últimos años en la empresa mexicana.

“No hay cifras claras de a cuánto ascienden las pérdidas económicas. Hay estimaciones”, sostiene Pérez, autora del libro “El cártel negro” (Grijalbo, 2011), que analiza el impacto del crimen organizado en la empresa pública petrolera.

Para documentar su libro la periodista analizó los expedientes de numerosas auditorías internas realizadas a la compañía y a varias de sus filiales entre 1998 y 2011 que obtuvo a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI).

En el texto refiere delitos asociados con el robo de petróleo y sus derivados, la venta ilícita de ese combustible a empresas estadounidenses y otras malas prácticas.

“Lo que tenemos es una gran maraña, un engranaje de corrupción, que ha afectado a Pemex. Esto no es un dicho mío. La conclusión está basada en todas las auditorías a las que yo tuve acceso”, señaló.

Pérez considera que antes incluso de considerar cualquier plan privatizador en la empresa mexicana “lo inmediato es sanearla”.

Según la periodista “es un reto urgente, inmediato, que haya claridad en la información de Pemex porque con el argumento de que es una empresa que está en el ámbito de la seguridad nacional todo (su gestión) se ha mantenido en reserva”.

“Esto ha alentado en que, desde el trabajador de campo, puedan involucrarse en actividades de robos, hasta los altos funcionarios, que yo identifico más como operadores de delitos de cuello blanco”, agregó.

Entre los casos más importantes de corrupción recientemente hallados pero aún sin aclarar destacó el anunciado el pasado 11 de octubre y que afecta a la directora general de P.M.I. Comercio Internacional, filial de Petróleos Mexicanos (Pemex), Rocío Cárdenas.

La alta funcionaria fue destituida e inhabilitada por autorizar “un descuento excesivo e injustificado” en la venta de gasolina a dos grandes empresas extranjeras, una acción que hizo que Pemex vendiera “a precio de ganga” sus productos a estas empresas foráneas.