Surgen discrepancias por programa nuclear de Irán

VIENA/AP – Seis potencias mundiales tenían discrepancias ayer para concertar una postura común sobre una declaración de censura, con términos severos, dirigida contra Irán debido al programa nuclear de este país.

La situación refleja las dificultades para lograr un frente unido en las próximas conversaciones con la República Islámica a fin de convencerla de que reduzca sus posibles actividades orientadas a la fabricación de armas nucleares. La reunión de 35 naciones de la comisión del Organismo Internacional de Energía Atómica tenía previsto examinar las diversas preocupaciones en torno al programa nuclear de Irán.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania pretenden una declaración conjunta en la que se reprenda a Irán por desafiar las resoluciones en las que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas exige a Teherán que ponga fin al enriquecimiento de uranio y coopere con la OIEA en torno a las sospechas de que desarrolla en secreto armas nucleares.

Sin embargo, un diplomático occidental de alto rango dijo que Rusia y China, que calificaron de contraproducentes las sanciones occidentales contra Irán, desean un lenguaje más moderado.