Aquí

Los padres hispanos deben tratar de preservar su idioma en casa por las ventajas que les traerá a sus hijos en el futuro, según aconsejan expertos
Aquí
Es importante transmitirle a los hijos el amor por el idioma materno y explicarles que el mismo es parte de sus raíces y su cultura.
Foto: thinkstock

San Francisco – El que un niño sea bilingüe presenta innumerables ventajas, como un mejor desempeño escolar. Es por eso que los padres hispanos deben preocuparse de preservar el idioma nativo en el hogar, ya que esto sólo trae beneficios, según expertos.

Sea porque tienen miedo de que sus hijos no aprendan bien el inglés o porque no desean confundirlos con una mezcla de idiomas, muchos de los latinos que viven en Estados Unidos “olvidan” transmitirles el español a las nuevas generaciones. Esto constituye un grave error, ya que el bilingüismo -o uso habitual de dos lenguas- es una de las grandes ventajas que los descendientes de inmigrantes pueden desarrollar en este país y por lo tanto no hay que desperdiciarla.

Fernando Palacios, profesor universitario que cuenta con un doctorado en español, considera que “ser bilingüe conlleva una serie de aspectos positivos no sólo en los niños, sino en las personas en general. Primero, porque permite volver a las raíces de un individuo y segundo, porque creo que hay una estrecha relación entre el desarrollo cognitivo de un niño y el bilingüismo”.

Asimismo, el profesional explica que varios estudios realizados para corroborar la importancia de aprender otro idioma han arrojado sorprendentes resultados, como por ejemplo, que niños de escuelas primarias que estudiaron una segunda lengua consiguieron un mejor puntaje en exámenes de matemáticas e incluso, que ayuda a mejorar el coeficiente intelectual de los estudiantes.

Ahí radica la importancia de preservar el español, pues tal como aclara el profesor “está comprobado que el idioma nativo tiende a perderse con cada nueva generación y por eso los inmigrantes deberían mantener su lengua madre en casa, a pesar del posible rechazo que sientan algunos niños o adolescentes que viven dentro de estas familias”.

Una de las dudas más frecuentes que asalta a los padres respecto a que sus hijos aprendan un nuevo idioma es si esto no les provocará confusión, sobre todo cuando los niños son pequeños y aún no dominan bien su primera lengua.

Al respecto, Fernando Palacios niega que esto suceda. “Existe un error al plantear que el bilingüismo es una mala práctica para los niños y que sólo sirve para confundir el desarrollo lingüístico en ambas lenguas”, señala.

Con esta postura coincide Mercedes Moresco, directora de la Escuela de Español “Educando América”, quien sostiene que en determinados casos “hay un poco de subestimación de parte de los padres hacia sus hijos cuando vienen a este país, pues creen que si no les hablan en inglés, los chicos no van a poder adquirir bien el idioma acá. Pero en realidad, está probado que ellos van adaptándose y adquiriendo las dos lenguas simultáneamente. Al mismo tiempo que adquieren una en casa, adquieren la otra en la escuela, pues el aprendizaje es simultáneo”.

Si bien pudiese ocurrir que los niños se compliquen y mezclen palabras mientras aprenden otra lengua, Moresco aclara que esto es normal.

“Hay un período de confusión que es natural y común a todos los niños, pero esto es parte del proceso de aprendizaje, que al final sale bien y con ellos hablando en ambos idiomas”, señala.