Harán auditoría de emergencia al LAUSD

Evaluarán manejo de quejas de abuso sexual contra alumnos
Harán auditoría de emergencia al LAUSD
Una estudiante de la primaria Miramonte carga un cartel con las fotos de los dos maestros acusados de abuso sexual: Mark Berndt (izq.) y Martin Springer (der.) .
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

SACRAMENTO.- Con carácter de urgencia y por unanimidad, los legisladores aprobaron una auditoría al proceso de manejar y documentar las quejas de abusos sexuales en contra de los estudiantes en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

La solicitud fue presentada por el líder de la bancada latina de la legislatura estatal, el asambleísta demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara, a raíz de que a principios de año, dos maestros en la escuela primaria Miramonte del LAUSD fueron acusados y arrestados por actos lascivos y sexuales en contra de los estudiantes.

En tanto este mes, otro maestro fue acusado de abusar de un estudiante de segundo grado en una escuela de Inglewood.

Estos arrestos sacaron a la luz pública otros casos de conductas inapropiadas por parte de cientos de maestros en el distrito escolar en los últimos cuatro años.

En el último año, más de 853 maestros dejaron las aulas en dicho distrito, pero se desconoce cuántos de ellos fueron acusados de participar en conductas inapropiadas, según dijeron el abogado general de LAUSD, David Holmquist y Vivian Elkchian, jefe de Recursos Humanos, quienes testificaron en la audiencia en la que se aprobó la auditoría.

Lo que en buena parte motivó esta auditoría es que justo el distrito no da seguimiento al número de maestros acusados de abuso sexual.

Lara dijo a La Opinión que los resultados estarían listos en un período de siete a nueve meses a partir de hoy. “Pero dado que aprobamos la auditoría con carácter de urgencia, esperamos que los tengamos antes”, indicó.

“Nuestras comunidades ocupamos saber qué sucedió, por qué se dejó trabajar a estos maestros sabiendo que ya tenían un récord y nunca se le llamó al Comité de Credencialización de California para revocarles la credencial de maestro y sacarlos de nuestras escuelas”, ahondó.

El superintendente de LAUSD, John Deasy, respondió a través de un comunicado que ellos apoyan cualquier auditoría de las agencias del estado que busque fortalecer las leyes para proteger a los niños.

“Esto debería incluir acelerar el proceso mediante el cual el Distrito puede despedir a los empleados que se pruebe han participado en malas conductas sexuales”, señaló.

“Es mi esperanza que esta auditoría también revise las políticas y procedimientos que las agencias del orden siguen en estos casos”, agregó.

Deasy planea dar a conocer antes de la junta de la directiva del LAUSD el 13 de marzo, los nuevos lineamientos para que los padres reporten malas conductas de los maestros y el personal de las escuelas.

La auditora del estado, Elaine Howle, encargada de la misma, dijo que revisarán las políticas de comunicación de quejas contra los maestros, el tipo de entrenamiento que reciben ellos y otros empleados en esta materia, y el seguimiento y monitoreo que se hace de las denuncias.

Al mismo tiempo investigarán cómo se notifica a la policía y si se han hecho acuerdos legales con relación a las quejas presentadas.

“Como parte de la auditoría, visitaremos además seis escuelas del LAUSD, tanto primarias, como secundarias y preparatorias”, precisó Howle.

El asambleísta republicano de Hesperia, Tim Donnelly, pidió también incluir en la auditoría el vacío que existe para quitarle sus credenciales a los maestros involucrados en conductas inapropiadas con los alumnos. “Es catastrófico que tenga que pasar uno y hasta dos años para removerle sus credenciales”, opinó.

El costo estimado de la auditoría será de 388,200 dólares.