Un Messi de ¡Play Station!

Lio Messi a los libros de historia: marca 5 goles ante Bayer, un récord en su carrera y en la Liga de Campeones
Un Messi de ¡Play Station!
Lio Messi demostró una vez más que no tiene límites dentro de una cancha.
Foto: AP

BARCELONA, España (EFE).- Lionel Messi volvió a firmar una noche grande y apoteósica en la que marcó cinco goles en la victoria del Barcelona sobre el Bayer Leverkusen (7-1), con la que el equipo azulgrana rubricó su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Hacía pocas semanas que había marcado cuatro tantos en un partido, en el 5-1 al Valencia en la Liga, y lo hizo por primera vez ante el Arsenal, con su primer póquer como azulgrana.

Anoche lo volvió a hacer, pero no un póquer, sino un repóquer, un Messi que se acerca poco a poco a una nueva marca, la de ser el segundo máximo goleador de toda la historia del Barsa.

“Lo importante es que se ha pasado la eliminatoria”, señaló a TV3 el jugador, con el balón del partido bajo el brazo, con un tono distendido, como si no hubiese pasado nada extraordinario.

El argentino añadió así una nueva marca a las muchas que ya ostenta con un juego asombroso en la definición que le convierte en el primer jugador que marca cinco goles en la Liga de Campeones desde que se disputa en el formato moderno.

Messi anotó en los minutos 25, 42, 49, 58 y 84, para la victoria de 7-1 del Barcelona, y desplegó todo su repertorio goleador ante los alemanes con dos vaselinas, un tiro ajustado al palo tras una de sus diagonales, otro de combinación con Pedro y, finalmente, otro tanto desde fuera del área.

La inmensa noche del argentino la compartió con el joven Cristian Tello, quien anotó dos tantos (57′ y 85′) y volvió a ser un jugador descarado y acertado; el del honor alemán fue obra de Bellarabi al 91′.

Messi ya había anotado en dos anteriores ocasiones cuatro: ante Arsenal y contra Valencia, y 14 tripletes, pero nunca había alcanzado la “manita” lograda ayer.

Pep Guardiola también se deshizo en elogios hacia el argentino.

“El trono le pertenece a él y sólo él decidirá cuándo dejarlo”, sentenció el técnico y lo comparó con mitos como Di Stefano, Pelé, Cruyff o Maradona.

“Es el mejor. No hay otro. Soy afortunado de ser y haber sido entrenador de este jugador. Siempre podré decir que lo he entrenado. Es único por su talento innato y por su capacidad competitiva”, dijo un Guardiola rendido a la “Pulga” .

Fue un partido en el que el Barsa marcó un ritmo en el que se encontró muy cómodo, sin lanzar grandes cargas contra la meta de Leno, quien vio el primer peligro real al minuto 11, cuando Cesc envió un balón a Messi, quien desmarcado disparó fuerte y el meta rechazó.

El Leverkusen realizó una llegada interesante al área local, pero el balón lo interceptó Piqué, llegó a Xavi y éste vio a Messi desmarcado en media cancha, el argentino se lanzó al área y levantó con más acierto que maña el balón para el 1-0.

Volvió a ser otra vez Messi quien provocó el jolgorio en el graderío cuando, a falta de segundos para finalizar la primer parte, tomó la pelota por derecha del área alemán y trazó una jugada marca de la casa para rubricar el 2-0.

Con 5-1 en el global (1-3 en la ida), el Barsa emprendió el segundo tiempo y Messi se encontró con un pase preciso de Cesc, al 49′, controló con la izquierda y con la derecha ejecutó una vaselina perfecta para llegar al triplete barcelonista y al suyo propio (3-0).

Barcelona reemplazó a Xavi e Iniesta y aparecieron Keita y Tello, quien en una de sus primeras carreras esperó en el área y recibió un pase para sacar un disparo raso y colocado que acabó en gol (4-0).

Messi marcó un cuarto gol gracias a un “tuya-mía” con Pedro (5-0).

Otra vez Tello, en una acción poco acertada del meta alemán, perforó la meta del Bayer (6-0), en un momento en que el Camp Nou vivía una fiesta a la que también se unieron unos rendidos 3,800 aficionados alemanes que aceptaron hacer la “ola” y plegarse a la nueva noche de Messi, que a falta de cinco minutos marcó el 7-0, su quinto gol de la velada, aunque Bellarabi, en el añadido, marcó el tanto del honor para el Bayer tras una gran acción con pared incluida (7-1).

En el otro partido de la jornada, el Apoel Nicosia se convirtió en el primer club chipriota en alcanzar los cuartos de final de la Liga de Campeones al eliminar en los penales al Lyon francés al final de un juego en el que se impuso 1-0 e igualó el resultado de la ida.

El entrenador del Bayer Leverkusen, Robin Dutt, quedó deslumbrado por el juego del Barcelona y aseguró que los azulgrana jugando con Leo Messi son de otra “galaxia”.

“De su forma de jugar no hay palabras. Es de una clase extraordinaria. Sin Messi el Barsa es el mejor equipo del mundo, pero con Messi es de otra galaxia”, admitió Dutt.

El alemán afirmó que la derrota, por lo abultada, es de las que hacen “auténtico daño”, pese a ser contra el mejor equipo del mundo.

“No necesitábamos la noche de hoy [anoche] para saber que el Barsa es el mejor equipo que he visto jugar nunca”, dijo.