Cae artífice de los ‘Matazetas’

Se trata de Erick Valencia Salazar alias 'El 85' acusado por masacrar a 35 personas
Cae artífice de los ‘Matazetas’
Miembros del ejército presentan a Erick Valencia Salazar alias "El 85" presunto integrante del cártel Nueva Generación.
Foto: Mario Guzmán / efe

MÉXICO, D.F. – Bajo sus órdenes, el “Cartel de Jalisco Nueva Generación”, se expandió a Michoacán, Morelos, Guerrero y Veracruz y con la autodenominación de “Matazetas” incursionaron en la veracruzana ciudad de Boca del Río en septiembre del 2011 donde ejecutaron a 35 personas que dejaron tiradas a unos pasos de la reunión de procuradores de justicia del país.

Erick Valencia Salazar “El 85”, presentado ayer a la opinión pública, se había vuelto el dolor de cabeza de las autoridades en occidente desde que tomó el control tras las detenciones de los hermanos Orlando y Juan Carlos Nava Valencia en 2009 y el fallecimiento de Ignacio “Nacho” Coronel el 29 de julio de 2010.

Nacho Coronel, uno de los pilares financieros del cartel de Sinaloa, dejó tras su muerte en un enfrentamiento con el Ejército, una fractura en la estructura delictiva que comandaba que se dividió en dos grupos: el primero denominado “Cártel de Jalisco Nueva Generación” liderado inicialmente por Nemesio Oseguera Cervantes “El Mecho” con el apoyo de “El 85”- quien lo desplazó después- y el segundo denominado “La Resistencia”, encabezado por El Pidio Mojarro Ramírez.

“Estos grupos iniciaron una pugna por el control de las actividades ilícitas en los estados de Jalisco y Colima, logrando el Cártel de Jalisco Nueva Generación imponer su hegemonía, situación ante la cual La Resistencia se alió con Los Zetas, quienes han pretendido incursionar en Jalisco, operando desde el sur del estado de Zacatecas”, explicó Ricardo Trevilla, vocero de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Valencia Salazar ya tenía el control del trasiego de drogas en parte la ruta del pacífico, principalmente el puerto de Manzanillo, Colima, donde coordinaba la recepción de cocaína y efedrina, procedentes de Colombia y China, y era un brutal combatiente de los aliados de La Resistencia: los Zetas.

Los militares lograron su captura en medio de un zafarrancho en la zona metropolitana de Guadalajara, el pasado 9 de marzo, cuando integrantes de Nueva Generación incendiaron varios vehículos en un intento por obstaculizar la acción militar que incluyó dos helicópteros y unidades de apoyo terrestre.

Junto con “El 85”, también fueron detenidos Otoniel Mendoza u Otoniel Rubio Silva “Tony Montana”, su principal colaborador, y José Luis Salazar Gutiérrez “El Chelis” con seis armas cortas, 37 armas largas, entre las que destacan 19 fusiles AR-15 con aditamento lanzagranadas, dos ametralladoras y dos fusiles Barret.

Tres granadas de mano de fragmentación, 119 cargadores para diversas armas, 69,000 cartuchos de diferentes calibres, tres silenciadores, equipo de comunicación, vestuario y documentación diversa así como dos vehículos le fueron encontrados.