Fundación ayudará a condenados injustamente

Jeffrey Deskovic utilizará para de la millonaria demanda federal que ganó contra el condado de Westchester

Fundación ayudará a condenados injustamente
Jeffrey Deskovic acompañado de los directivos de la fundación anunció el nuevo organismo de ayuda.
Foto: Zaira Cortes / EDLP

Nueva York.- Jeffrey Deskovic, que encaró 16 años de prisión por un crimen del que no fue culpable, anunció que usará $1.5 millones obtenidos de una demanda federal contra el condado de Westchester, para establecer una organización que luchará para prevenir condenas injustas. También creó un fondo de $50 mil para pruebas de ADN solicitadas por reclusos no las pueden pagar.

La Fundación Jeffrey Deskovic por la Justicia abogará por la aprobación de leyes diseñadas para evitar condenas erróneas, buscará la exoneración de personas encarceladas injustamente y las ayudará a reintegrarse luego de su liberación.

La organización usará los fondos por los próximos tres años; mientras logra donaciones de agencias gubernamentales y la sociedad civil.

Deskovic destacó su deseo de transformar su terrible experiencia en algo positivo, creando una organización no lucrativa que brinde una mano amiga a personas inocentes tras las rejas.

“No sólo he puesto mi dinero en este proyecto, también mi pasión”, indicó Deskovic en una conferencia de prensa la mañana de ayer. “Velaremos por los exonerado y por aquellos bajo libertad condicional para una vida libre de crimen”.

El activista expresó que su fundación ofrecerá a exonerados en libertad asistencia financiera de emergencia, vivienda a largo plazo o temporal, inserción laboral y entrenamiento, y referencia a abogados.

“No es suficiente la libertad física. Las libertades económica, emocional y sicológica son determinantes para rehacer una vida”, acotó.

Deskovic apuntó que su fundación centrará esfuerzos para crear conciencia pública acerca de condenas injustas e informó que la organización actualmente trabaja en seis casos activos, además de que otros más están en proceso de revisión.

Jeffrey Deskovic, de 38 años, tenía 17 cuando, tras ser presionado de asesinar y violar a Angela Correa, de 15.

La hispana Millie Gutiérrez fue nombrada gerente de la fundación, que está ubicada en 133 W. 72nd St.